Página 1 de 1

Ficha de Katrina [Aprobada]

NotaPublicado: Mar Jun 24, 2014 2:58 am
por Katrina
Datos del Personales:

Nombre cainita: Katerina
Apodos: Diva

Clan: Tzimisce
Sire: Ralo "Coleccionista"
Secta: Sabbat
Generación: 13va
Fecha de Abrazo: 1982 (Edad Abrazo 27 años)

Naturaleza: Visionaria
Conducta: Pervertida
Concepto: Artista del Tatuaje

====================================================
Atributos:

Físicos
Fuerza: ■ ■
Destreza: ■ ■
Resistencia: ■ ■

Sociales
Carisma: ■ ■■
Manipulación: ■ ■■
Apariencia: ■ ■

Mentales:
Percepción: ■ ■■
Inteligencia: ■ ■■■
Astucia: ■ ■■

====================================================
Habilidades:

Talentos
Alerta: ■■
Atletismo: ■■
Callejeo:
Empatía: ■
Esquivar: ■■
Expresión: ■■■
Intimidación: ■
Liderazgo:
Pelea:
Subterfugio: ■■

Técnicas
Armas Cuerpo a Cuerpo: ■■
Armas de Fuego:
Alteración Corporal ■■■ ■■ [Mejorar Aspecto]
Conducir: ■
Etiqueta:
Interpretación: ■
Pericias:
Seguridad:
Sigilo: ■
Supervivencia: ■
Trato con Animales:

Conocimientos
Academicismo:
Ciencia: ■
Finanzas:
Investigación: ■
Informática:
Leyes:
Lingüística:
Medicina: ■
Ocultismo: ■■
Política:
Sabiduría Popular:

--------------------------------------------------------
Habilidades Secundarias:

Talentos
Técnicas
Conocimientos

====================================================
Disciplinas:
Animalismo
Auspex ■
Vicisitud ■■■
Tabla para Tatuajes
Oculto:
Para Futuros tatuajes usa esta tabla.

1 Éxito: El dibujo es claro, pero los detalles dejan mucho que desear, una persona poco detallista no se preocuparía
2 Éxitos: El dibujo es totalmente claro, pero los efectos de 3d o similares no se lograron del todo.
3 Éxitos: El dibujo es totalmente claro, los efectos son notorios y muy claros.
4 Éxitos: El dibujo es totalmente claro, los efectos son notorios y la técnica del tatuaje es exquisita.
5 Éxitos o mas: El tatuaje podría ganar un premio internacional sin muchos problemas.

Fallo: Deberás regresar el dinero, si es que te pagaron. O prometer otra sesión.
Pifia: Sera mejor que borres todo lo echo con Vicisitud. El resultado podría dejarte sin clientes XD


====================================================
Trasfondos
Fama
Corresponde a su reputación como Artista del Tatuaje en Chile y en México.

Recursos

====================================================
Virtudes

Convicción: ■ ■
Instintos: ■ ■■
Coraje: ■ ■■
------------------------------------------------------------------------------------
Fuerza de Voluntad: ■■■■■■■
Senda de Iluminación: ■■■■■

Senda de la Metamorfosis

Valor Guía Moral

10 Posponer la alimentación estando hambriento
9 Disfrutar de los placeres
8 Implorar conocimientos a otro
7 Compartir conocimientos con otro
6 Negarse a matar cuando se puede aprender
5 No lograr cabalgar un frenesí
4 Considerar la necesidad de otros
3 No experimentar, aun poniéndote en peligro
2 Negarse a alterar el propio cuerpo
1 Mostrar compasión por los demás

====================================================
Méritos y Defectos:

Méritos:
* Concentración: Tienes la capacidad de concentrar tu mente y desconectar todas las distracciones o molestias. Cualquier penalización con respecto a la dificultad de una acción procedente de una distracción u otra circunstancia desfavorable se reduce en dos.

Defectos:
***** Obsesión por la Intimidad - Libro del Clan Tzimisce, 2º edición
Llevas a grandes extremos el respeto Tzimisce por la intimidad. Debes pasar una tirada de Fuerza de Voluntad (dificultad 6) para entrar en la morada de otro ser si no te ha invitado (aunque llegaras a demoníacos extremos de astucia para conseguir una invitación involuntaria). Si un huésped inoportuno te molesta en tu mansión, debes superar una tirada de Autocontrol o Instintos (dificultad 7) para no entrar en frenesí.


====================================================

Puntos Normales: ■
Puntos Gratuitos:
Puntos Gratuitos (15 Normales + 4 por defecto)

Re: Ficha de Katrina

NotaPublicado: Vie Jun 27, 2014 2:05 pm
por Katrina
Historia

Nací en Chile el año 1955, en el seno de una familia de clase alta, con muchos recursos, la familia Espinoza Mackenna. Fui la primera hija de un matrimonio joven y muy conservador, con un gran futuro profesional. Ambos amantes de las leyes, ejercían la abogacía al igual que lo hubieran hecho sus padres y estos al igual que sus abuelos, y ya saben cómo sigue, era la tradición familiar.

Desde que llegué a sus vidas, su atención y esperanzas se volcaron en mí, ya tenían planeada toda mi vida, nací comprometida con las leyes, algo así como un matrimonio arreglado; por lo que toda mi educación estuvo orientada a cumplir ese objetivo. Crecí entre aburridos y gigantescos libros, obligada a leerlos por lo menos una hora sagradamente cada día y para luego conversar lo que hubiera leído con mis padres.

Puedo decir que gracias a mi nana mi vida no fue tan gris y cuadrada, cada vez que mis padres se ausentaban ella me leía cuentos de aventuras en secreto, me dejaba dar rienda suelta a mi imaginación y dibujar, pintar y jugar a lo que yo quisiera, ella le dio algo de color a mi infancia. A medida que pasaron los años mis tiempos de recreo disminuyeron considerablemente, mis padres se volvieron aún más estrictos con los estudios, cero vida social fuera del colegio, nada de distracciones y ni siquiera pensar que perdiera mi tiempo en dibujar.

Todo comenzó a cambiar un verano en vacaciones, a mis 15 años, por lo general nos íbamos a la casa que tenía la familia en Zapallar, un balneario conocido por que a él asiste en su mayoría gente de clase alta. Allí conocí a un muchacho de mi misma edad, Gonzalo Meza, nos gustamos de inmediato y a mis padres parecía gustarle nuestra relación, pero eso duró hasta que descubrieron que tenía un parentesco con los Allende.

Me prohibieron volver a verlo y las vacaciones se terminaron enseguida, por lo que se dignaron a explicarme, él pertenecía a una familia con tendencias políticas completamente distintas a las nuestras, así que era inimaginable que lo nuestro siguiera. Me enfurecí al saber los motivos de mi triste y repentina separación, pero no pude decir nada, durante la noche mientras mis padres dormían, volqué toda esa furia en un único dibujo, un corazón bien rojo envuelto en cadenas. Al día siguiente se lo mostré a mi amiga y le conté lo que sucedido, ella me sugirió inmortalizarlo y llevarlo siempre conmigo, me entregó una tarjeta negra que decía “Bola 8 tatuajes, piercings y accesorios, Portal Lyon Local 8” y se fue. Sus palabras se repitieron en mi mente era un buen motivo y no perdía nada con ir a mirar.

Y ahí estaba yo, afuera del local ‘Bola 8’ , observando desde el exterior, entre que sí y que no pasaron más de treinta minutos, entonces, la voz de un hombre cortó el hilo de mis pensamientos, era Koke, quién sintió curiosidad de mi situación y me invitó a entrar y ver su trabajo, me sentí en confianza con él pero más que eso, me enamoré de sus propios tatuajes, por lo que finalmente accedí a hacerme el mío, en un lugar discreto y bastante pequeño, para que mis padres no pudieran verlo. Me pertenecía.

Unas tres semanas después, se organizó un almuerzo familiar al que llegaron mis abuelos, entre los temas de conversación aparecí yo y comenzaron un arduo debate sobre a qué línea del derecho debía seguir. Me armé de valor, debo admitir que mi tatuaje me dio un poco más de seguridad, e interrumpí su debate para exponerles que no estaba interesada en seguir aquella tradición familiar pero una vez que terminé de hablar, todos guardaron silencio, me observaron y retomaron la conversación como si yo no hubiera estado allí.

Una vez que el infernal almuerzo terminó y pude escaparme de la mirada escrutadora de mis padres, regresé a mi dormitorio e inconscientemente comencé a dibujar, una vez que todos aquellos sentimientos que me ahogaban desaparecieron observé el resultado unos segundos y sonreí al notar que era una excelente escapatoria.

Volví al Bola 8, pero esta vez no dudé, entré enseguida, Koke estaba allí como la primera vez y su sonrisa me indicó que aún me recordaba. Le entregué mi nuevo diseño, esta vez mi dibujo estaba conformado por una mariposa azul envuelta en llamas, ese tatuaje me recordaría que para volar tendría que estar dispuesta a quemarme.
En Noviembre de 1970, Salvador Allende, contrariamente a todas las estadísticas y encuestas llegó a la Presidencia de Chile. La verdad es que sentí una gran satisfacción personal con este hecho, y recordé con cariño a Gonzalo.

Mis visitas a Koke fueron en aumento, al igual que el número de mis tatuajes, él estaba encantado con mi presencia, adoraba mis diseños y a mí me fascinaba que él los inmortalizara en mi piel, lograba en cada uno exactamente el efecto que yo deseaba. Forjamos un gran lazo de amistad y de confianza, se transformó en mi amigo y confidente.
Siempre que podía me escapaba al Bola 8, Koke me dejaba observarlo tatuar, aquello me hacía olvidar la situación asfixiante de mi hogar. Al cabo de unas semanas terminé haciendo diseños en papel para algunos de sus clientes y luego de un tiempo accedió a enseñarme a usar la pistola tatuadora, sorpresivamente para ambos resulté ser una buena alumna y él me aceptó como ayudante, así comencé a hacer mi propio dinero en pocas horas al día, y mis padres no notarían mi ausencia puesto que llegaba a casa antes que ellos regresaran del trabajo.
Al cabo de un año, ya tenía algunos clientes propios, el boca a boca me comenzó a dar reputación en el mundo de los tatuajes, Koke parecía orgulloso de mi progreso. Comenzaron a apodarme como la Diva del Tatoo, el cuál terminé por adoptar como Diva.
Y finalmente el vaso se derramó, la culpa fue de mi única amiga que seudo preocupada por mi comportamiento no encontró nada mejor que ir a hablar con mis padres. Yo me enteré cuando mi madre se coló para verme en la ducha y descubrir que una parte de lo que le habían contado era cierta, miró mis tatuajes y se retiró indignada. Primero pasé por un largo interrogatorio, sobre los tatuajes, sobre quién era Koke, sobre qué hacía si no estaba estudiando, que mi futuro como abogada estaba acabado por esas marcas comunistas y así fue como mis tatuajes se transformaron en prácticamente una rebelión política de mi parte. Luego comenzaron a repartirse las culpas. Jamás escucharon lo que tenía que decir y me prohibieron todo tipo de salidas, me pusieron un chofer y me mantenían vigilada las 24 horas, fue el peor mes de toda mi vida, estaba encerrada en mi propia casa y tenían decidido encontrar la manera de borrar mis tatuajes me gustara o no, pues no estaban dispuestos a que la sociedad supiera que su hija era roja.
Todo esto empeoró tras el golpe de estado y la muerte de Salvador Allende, los militares se tomaban el poder. El caos se apoderó de Chile. Mis padres aprovecharon que su alineamiento político los respaldaba para dar una pista falsa y culpar a Koke de ser militante del MIR (Movimiento Izquierdista Revolucionario). Jamás olvidaré sus palabras “Tu amigo pagará ahora lo que nos hizo a través de ti”, en ese momento quedé petrificada, no supe cómo actuar y el país completo estaba bajo el toque de queda.
Me encerré en mi habitación, me paseé de un lado a otro pensando en las posibilidades, era cuestión de tiempo para que apresaran a Koke y tenía que evitarlo. Esperé el término del toque de queda para ir donde Koke que en algún momento me había dado su dirección pero que yo jamás había visitado. Toqué a su puerta y sentí un gran alivio al verlo ahí. Pude alertarlo, era imperativo que abandonara el país, pero no quería dejarme a merced de mis padres que ya habían perdido del todo la cordura. Tuve que asegurarle que lo seguiría en cuanto pudiera.
Regresé a casa antes que notaran mi ausencia, después de eso no tuve más noticias de Koke y estuve realmente preocupada por él pues nada me aseguraba que estuviera bien y que hubiera escapado. 20 días duró mi incertidumbre hasta que llegó a mí la información de que Koke estaba bien y que había llegado a México gracias a los amigos del amigo de su amigo.
Un mes pasó antes que pudiera seguir sus pasos, debía huir yo también pues la falsa pista de mis padres finalmente repercutió en mí. Las mismas personas que le tendieron las manos a Koke, ahora me la tendían a mí.
Pasé mi cumpleaños n° 18 en México, inaugurando un nuevo local “Sin Nombre” con Koke volvíamos a empezar en un país nuevo, cambié mi apellido aunque comencé a usar más mi apodo que mi nombre. Nuestro negocio comenzó a crecer rápidamente al igual que nuestra reputación, día a día teníamos más clientes.
Puedo decir que el cambio de aire me sentó muy bien, ahora yo llevaba las riendas de mi vida, amaba mi trabajo, comencé a vestirme más osada, adquirí seguridad en mi misma y mi personalidad también adoptó un matiz propio.
Esa renovada confianza que creció en mí comenzó a verse reflejada en mis diseños y en mi técnica de tatuado que ya no era solamente en dibujos planos, sino que pude simular algunas formas en 3D tan reales que parecían moverse desde ciertos ángulos. Intenté transmitir mis conocimientos a Koke para no opacar su trabajo, pero simplemente algo en él limitaba su técnica y después de un tiempo terminó por resignarse.
No sin dificultad finalmente decidí que era momento de separarme de mi gran amigo, independizarme de alguna manera. Siempre le estaría agradecida de lo que hizo por mí y de todo lo que me enseñó pero ya no éramos compatibles como compañeros.
Abrí mi propio local “Butterfly” y como ya tenía mi reputación en el medio y mis propios clientes no me costó comenzar. Seguí innovando en técnicas de tatuado, obtuve el conocimiento de una técnica nueva llamada “escarificación” utilizada por algunas tribus como símbolo de belleza o valentía, que consistía en hacer cortes en la dermis profundos o superficiales con el fin que la cicatriz que luego queda sea de la forma que se quiere. Me sorprendió la cantidad de personas que están dispuestas a someterse al dolor para llevar una obra semejante en su cuerpo, al menos yo ganaba mucho dinero con ellas.
Una noche, llegó a mi local un extraño cliente, se quitó la camisa y lo que vi me asombró, su torso estaba perfectamente tatuado casi por completo, él era una obra de arte andante. Mientras yo lo observaba con la boca abierta me pidió que le tatuara un dragón en el único espacio de piel que tenía sin tatuar, por un momento me sentí intimidada e insegura pero luego lo vi como un reto, estaba dispuesta a hacer una obra maestra en él. Lo acomodé en la silla, y dejé a mi imaginación y destreza trabajar. Para cuando estaba en la última fase del tatuaje reparé en que mi dragón parecía respirar y abrir los ojos. Pestañeé un par de veces pues no entendí lo que veía. Pero era exactamente eso, el dragón respiraba y abría sus ojos, después el tatuaje se expandió convirtiéndose en un bajorrelieve, luego en una estatua de carne viva ondulante que se alzaba desde el pecho de mi cliente. Aturdida por lo que estaba presenciando perdí el equilibrio, pero sus manos con uñas coloridas lo evitaron, esto no podía estar sucediendo, no tenía lógica alguna. Entonces el hombre comenzó a hablar y la mandíbula de mi dragón lo hacía en sincronía con la suya. Comenzó a decirme lo bien que había estado, que esa era una prueba y que la había pasado. Intenté huir corriendo por detrás de los asientos pero él, fue más rápido y más fuerte que yo. Lo que en un comienzo fue terror se transformó lentamente en placer y luego en una sensación de estar soñando, sabía que mi vida se apagaba lentamente pero ya no podía hacer nada, todo oscureció y en la lejanía oí una última frase “tendrás una eternidad para seguir expresándote”.
Una sacudida…otra sacudida…sonidos… ¿palabras?...una imagen borrosa llegó a mis ojos al momento que los abría lentamente, la luz me molestaba,todo me molestaba, una exigencia sobrehumana me tenía al borde del descontrol pero me incorporé, me sentía débil y luchaba contra mí, entonces lo vi enfrente, quise correr pero no lo hice estaba demasiado asustada,lo que si intenté fue alejarme hasta que mi espalda tocó alguna pared, como si eso me protegiera.
El hombre no se movió de donde estaba y me observaba como… ¿divertido? O quizás ¿curioso? No supe muy bien cómo interpretar esa mirada. Además del pánico, sentí un ardor en mi interior, mi cuerpo rogaba por algo que no comprendí. Fue como si el tiempo se hubiese detenido y me pregunté si realmente no había muerto. El hombre finalmente se decidió a hablar, su nombre era Ralo, un vampiro. Me reí de sus palabras, yo no creía en historias de horror.
¿Estoy muerta y me fui al infierno? Pregunté. Y fue su turno de reír.
Así comenzó nuestra relación de Sire a Chiquilla. Pasaron muchas cosas aquella noche, luego de que me convenciera de que estaba “viva” y que tenía que alimentarme de sangre. Si no hubiera sido por ese escozor insoportable que sentía en mi interior me estaría resistiendo aún, finalmente bebí del hombre que Ralo me había traído, fue impactante verlo sin vida, en mis brazos, luego de alimentarme, él se convertía en mi primer asesinato, Ralo me explicó que no era tan terrible, que para nosotros los vampiros, los humanos son alimento. Pasaron varios minutos antes de recuperarme del shock pero jamás olvidaré su rostro y en ese momento dudé en que pudiera acostumbrarme a hacer algo así por siempre. Luego de eso creo que estuve mucho tiempo fascinada contemplando mis colmillos en el espejo, se veían geniales y lo mejor es que no se trataba de prótesis. Ralo dejó que disfrutara mis primeras horas, mientras me recitaba unas cuantas cosas que como Tzimisce debía saber, creo que se sentía conforme conmigo, porque me dijo algo así como “eres mi mejor experimento, pudiste controlar a tu bestia” en ese momento sus facciones no demostraron nada malo, así que supuse que lo estaba haciendo bien.
Estaba ansiosa de saber y de aprenderlo todo sobre los vampiros en especial sobre nosotros, le pedí que me hiciera el truco del dragón de nuevo, en ese momento lo vi muy serio y me explicó que aquello no era un juego ni mucho menos un truco, era una disciplina de nuestro clan, la vicisitud, y como tal tratarla con respeto. Ya no sentía miedo ante la presencia de Ralo, pero comenzaba a sonar como mis padres.
Me fui con él a lo que llama su “refugio”, me mostró las instalaciones de la casa e incluso ya tenía mi propio cuarto, en él había una cama, iba a preguntar por los ataúdes entonces preferí callar, pero Ralo notó mi confusión y respondió a mi pregunta no formulada “No, Katrina, no dormimos en ataúdes”. Fin del tema, y fin de nuestra jornada por esa noche.
Las noches siguientes a esa fueron educativas, Ralo en el sótano de su refugio tenía una morgue como esas que salen en las series de criminales, y a aquél lugar me llevaba noche a noche a que practicara. Tengo que decir que el comienzo fue algo extraño, pero lo superé y comencé a experimentar con los cuerpos que él dejaba a mi disposición. Cuando hice progresos en los muertos, Ralo comenzó a tráelos vivos pero muy anestesiados de manera que la mayor parte de ellos no notaban nada, me tocaba cambiarles partes de un lado a otro a medida que me lo pedía y al terminar dejarlos tal cuál como estaban, varios soldados cayeron en batalla. En esta parte de la historia logré cabrear a mi Sire un par de veces, es que la estructura del cuerpo humano no se me daba muy bien.
Otro paso importante fue cuando Ralo comenzó a traerme personas vivas y consientes. Inicialmente encontraba horrible el tener que escuchar las suplicas y los gritos de dolor de algunos procedimientos que Ralo me indicaba, pero como en todo los pasos anteriores avance rápida y eficazmente por todo lo que me indicaban. Hasta que uno de mis "pacientes" logro llegar a mi. No recuerdo exactamente como se dio todo, pero si recuerdo su rostro y lo desesperado que estaba por que yo no le hiciera nada mas, rogaba por su vida y por llegar a su casa. Ralo había sido muy especifico en lo que me había indicado hacer y aquello era totalmente lo contrario a lo que me pedía el hombre aquel. Así que en un ataque de bondad finalice rápida he indoloramente su vida. Ahorrándole el dolor, el sufrimiento y la agonía que yo le debía causar.
Ralo se entero de todo, lo supe en el instante que lo vi. Pero no dijo palabra, evaluó mi trabajo y se marcho. A la noche siguiente como siempre tenía otro trabajo. Al momento de ver a la niña comprendí todo. Era la hija del hombre que la noche anterior había salvado. Le pregunte a Ralo que porque hacia aquello, que porque una niña.
Ralo intransigente y despiadadamente me dijo algo que me pareció escuchar desde lejos. "Tortúrala hasta la muerte o yo te torturare y matare a ti". Llore sangre y grite a los cielos por tener que hacer lo que consideraba en ese momento como algo horrendo. Pero lo hice...Mate a aquella niña y mate algo en mi, fue como decirle adiós a lo único aun humano en mi...
Me quedé acariciando el cabello de la pequeña sin vida, de alguna manera quería deshacerme de la culpa, de verme como un monstruo, mis pensamientos eran un remolino. Entonces apareció Ralo, apartó a la niña de mis brazos, hizo que me levantara y utilizó su mano para alzar mi cabeza de manera que nuestras miradas conectaran, cuando por fin pude sostenerle la mirada él comenzó a hablar de una manera suave, casi hipnótica pero severa.
“Katrina, no debes sufrir por esa niña, no debes sufrir por los humanos. O ¿acaso sufres por aplastar una hormiga o una cucaracha? No, ¿verdad? Y eso es porque como humano consideras su especie como inferior. Esto también se aplica a nosotros, tú, ya no eres humana, eres un vampiro y como tal estás por encima de ellos, lo que has presenciado y vivido hoy es el comienzo de tu evolución. Debes encontrar tu propio camino, iniciar tu propia búsqueda, convencerte de que eres superior a la humanidad y quizás llegues a un nuevo estado de evolución".
De ese modo comenzó mi viaje hacia la metamorfosis y entender del todo lo que yo era y lo que debía ser. Ralo era un excelente maestro y un aplicado estudioso de la Metamorfosis, además de que parecía disfrutar de tener a quien animar y enseñar a seguir el camino adecuado para lograr alcanzar esta "evolución" de la que tanto hablaba.
Como siempre el tiempo paso sin cuidado y yo aprendí todo lo que Ralo me enseñó, todos aquellos conceptos sobre la evolución, las especies y su lugar en el mundo quedo grabado a fuego en mi. Al, momento que Ralo descubrió que todo sus enseñanzas estaban del todo en mi, decidió enseñarme una última cosa.
"Existen dos grandes sectas o agrupaciones de Vampiros. Sabbat y Camarilla". Comenzó a explicar Ralo, contando detalle a detalle el cómo se originaron ambas agrupaciones, cuáles eran sus objetivos y sus métodos para obtener lo que deseaban. Recuerdo que automáticamente desprecié a la Camarilla por su intento de parecer humanos y sus esfuerzos por comportarse como ellos además de que encontré sin sentido algunas de las cosas que el Sabbat hacía.
Para cuando Mi Sire terminó de explicarme sobre las Sectas yo ya tenía una clara idea de en qué secta se encontraba afiliado él y en cual quería encontrarme yo, no cabía espacio a la duda por lo que no pregunté cuando Ralo me indicó que nos dirigíamos a conocer a algunos de sus "hermanos".
Ese primer encuentro con los "hermanos" de Ralo fue extraño, el único vampiro que conocía hasta ese entonces era a él, por lo que tenía muy en alta consideración el concepto de los mismos. Pero no era así como funcionaba la sociedad vampírica. Aquello fue un golpe tremendo, no solo porque no me lo esperaba, si no que había muchos vampiros que no comprendían la simple y tan absoluta verdad de la metamorfosis.
Aquel golpe paso rápidamente cuando descubrí que Ralo era el jefe o "Ductus" de aquel grupo de Vampiros y que solo por ese pequeño hecho, muchos de aquellos vampiros no iluminados me consideraban su par o incluso su superior. Yo la verdad no entendí en ese momento el porqué se daba aquello, pero no me atreveré a negar que disfruté de aquel estatus superior.
El Sabbat como tal no fue algo difícil de comprender, podría decir que tardé años en entender el funcionamiento de la vicisitud mientras que solo días en comprender el funcionamiento de la Secta. Ya con eso en mente y en claro conocimiento logré regresar a mi trabajo como tatuadora para poder experimentar y poner en práctica mis habilidades y encontrar mucho mas rápido el camino hacia el siguiente paso evolutivo.
Mis nuevos trabajos eran mucho mejores, me sorprendía yo misma de lo que lograba solo con un poco de ayuda de vicisitud y las mismas herramientas de siempre. Fue realmente algo revelador, en cada nuevo tatuaje, en cada nuevo trabajo podía sentir como me aproximaba a descubrir el camino hacia mi propia evolución. El problema fue que mis instalaciones no estaban del todo preparadas para que pudiera trabajar de la mejor manera, cada vez que sentía que me aproximaba a algún descubrimiento importante alguien llegaba e interrumpía mi trabajo, desconcentrándome y provocando que perdiera toda la inspiración.
Fue por esas interrupciones que comprendí la importancia de la privacidad y el respeto por los espacios. Ralo en cada uno de los pasos de mi aprendizaje fue un excelente maestro y jamás, bajo ninguna perspectiva o situación se atrevió a interrumpirme o molestarme mientras trabajaba. Aquel respeto debía ser universal, pero no lo era así que necesitaba transformar mi tienda en un espacio donde pudiera imponer aquella privacidad y respeto.
Remodelé y contraté a un humano para que mi lugar de trabajo por fin contara con la única y más importante exigencia, privacidad. Ya con las visitas inesperadas y las interrupciones controladas solo faltaba el que los propios clientes no se transformaran en un problema. No me habría molestado en lo mas mínimo matar a cada uno de ellos o imposibilitarles el movimiento y el habla a través de vicisitud. Pero éticamente no me parecía correcto, incluso aunque se tratara de solo humanos.
La solución fue sencilla y determinante, a la sala de tatuaje no ingresaba ningún celular y cualquier cliente que interrumpiera mientras trabajaba quedaba instantáneamente e irrevocablemente excluido de la tienda. La solución perfecta pensé yo, pero por mucho que mis reglas fueran sencillas y fáciles de comprender, el humano que contraté para que mantuviera todo en orden mientras yo trabajaba se atrevió a interrumpir.
Recuerdo muy bien aquel momento. Sentí en mi interior una ira y un descontrol asesino al momento de verle ingresando a mi espacio de trabajo cuando no debía. Seguido de eso aquel descontrol intento tomar posesión de mi, pero en vez de perder el control deje que aquella bestia de mi interior hiciera uso de toda mis facultades para destrozar y eliminar en unos segundos al insolente humano que no sabía respetar las reglas.
No me arrepiento de haberle matado, lo volvería a matar si pudiera, pero los problemas de tener que desaparecer los rastros de dos humanos muertos en una tienda mientras se intenta mantener todo en secreto no son menores, aun así son problemas...

Como era de esperarse solucioné todo en la tienda y logré mantener un santuario en mi espacio de trabajo, incluso a Ralo le tocó esperar cerca de dos horas a que terminara para poder hablar conmigo sobre un tema importante. Le agradecí el que no me interrumpiera y le aclaré que aunque hubiera sido él no le habría perdonado de haberlo hecho. Ralo me miró comprendiendo mi amenaza y sonrió, interpreté la sonrisa como algo bueno y le pedí que me contara que era lo que le había traído. "Un nuevo paso en mi desarrollo" dijo y me explicó por qué me debía marchar de la ciudad y donde podría dirigirme a hacer mi propio espacio y nombre.
Las opciones eran tres solamente por lo que Ralo me explicó, regresar a mi país a ayudar a la secta a reorganizarse y recuperar el terreno que habían perdido en manos de la Camarilla, viajar a Buenos Aires, Argentina a ayudar a una manada dirigida por una pareja de Malkavians que intentaban desestabilizar a la Camarilla para luego atacarla o ir a Bogotá, Colombia a investigar que había pasado con los miembros de la Secta que se encontraban en la ciudad y de ser posible recuperar el terreno perdido en la desaparición.
Ninguna de las opciones me pareció mejor que quedarme en donde me encontraba, pero por lo que Ralo me dijo, debía marcharme quisiera o no y debía agradecer el que tuviera opciones.
Dos meses demoré en elegir a dónde dirigirme...Dos meses para decidir no regresar a mi país, para decidir no ir a ayudar a dos Malkavians.

Re: Ficha de Katrina

NotaPublicado: Dom Jun 29, 2014 12:45 am
por Norgad
pues los puntos estan bien pasare a leer la historia! Pero yo creo que ya peudes abrir tu llegada a Bogota. Bienvenida si algo hay en la historia q se tenga q modificar te avisare

Re: Ficha de Katrina

NotaPublicado: Mié Jul 02, 2014 6:16 am
por Katrina
Me gustaría saber que información podría haberle entregado el Sire a Katrina, antes de llegar a Bogotá.
- Dónde llegar, para no tener problemas en un comienzo, un número o algo (yo había pensado en tener quizás el número de Claudia).

O me invento todo a gusto?

Re: Ficha de Katrina

NotaPublicado: Mié Jul 02, 2014 11:56 pm
por Norgad
si Claudia esta de acuerdo podemos poner que tu sire conocia al sire de Claudia y tu sira ya sabia de la presencia de Claudia en Bogota y con la ayuda de ella puedes llegar a la ciudad. ¿te parece?

Re: Ficha de Katrina

NotaPublicado: Jue Jul 03, 2014 10:28 am
por Katrina
Yo hablaré con Claudia entonces :)

Re: Ficha de Katrina

NotaPublicado: Dom Jul 06, 2014 11:37 am
por Norgad
ok si no es mas puedes comenzar

Re: Ficha de Katrina [Aprobada]

NotaPublicado: Lun Jul 14, 2014 11:00 am
por Katrina
Cronología Katrina

Noche 3
Llamada a Claudia viewtopic.php?f=181&t=3211 (Cerrada)
Escena con Claudia, tatuaje con Vicisitud viewtopic.php?f=179&t=3212 (En proceso)
Llamada de María viewtopic.php?f=181&t=3224 (Cerrada)
Llamada a Ralo viewtopic.php?f=181&t=3226 (Cerrada)
Mensaje a María viewtopic.php?f=181&t=3227&p=20460#p20460 (Cerrada)
Escena con María viewtopic.php?f=179&p=20459#p20459 (En proceso)