Localidad numero 17 (La Candelaria)

Localidad numero 17 (La Candelaria)

Notapor Alejandra Corredor » Sab May 10, 2014 1:27 am

LA CANDELARIA LOCALIDAD NUMERO 17



La Candelaria es la localidad número 17 del Distrito Capital de Bogotá, Capital de Colombia. Se encuentra en el centro oriente de la ciudad de Bogotá.


La localidad de La Candelaria antiguamente llamada la Fuenlabrada de origen español. Bogotá es el corazón histórico y cultural de la ciudad. Como en sus comienzos la actividad financiera de la ciudad se movía colina abajo y hacia el norte, la arquitectura colonial no se pudo mantener intacta.

Imagen


El centro histórico de Bogotá es uno de los mejor preservados en Latinoamérica. Ha atraído artistas monográficos, extranjeros, escritores y cazadores de tesoros en general. Los visitantes pueden ver allí las casas coloniales con sus ventanas enrejadas, portones tallados, techos de tejas rojas y aleros. La Alcaldía Mayor de Bogotá lleva de palo planes de renovación y preservación de las propiedades y de las calles monárquicas, una característica más de la localidad. Fue declarado Monumento Nacional por medio del Decreto 264 del 12 de febrero de 1963.

Historia[editar]
Teusaquillo (hoy el Chorro de Quevedo) era un lugar de descanso del gobernante muisca llamado zipa. Se cree que en este lugar Gonzalo Jiménez de Quesada fundó, el 6 de agosto de 1538 lo que se convertiría en la Ciudad de Bogotá. La localidad toma el nombre de la iglesia de la Candelaria (al igual que el barrio, el cual se empieza a conformar desde 1960)1 .

En abril de 1539 se desarrolla la fundación formal en la actual Plaza de Bolívar. Allí se hace el trazado original de la ciudad estableciéndose la Plaza Mayor y el lugar de la iglesia principal, que más adelante vendría siendo la Catedral Primada de Bogotá.

.
En La ciudad creció hacia el norte (plaza de las Hierbas), sur (Las Cruces) y occidente (San Victorino) quedando la Plaza Mayor y la Catedral como el centro tradicional de la ciudad y sede de los poderes coloniales y luego republicanos. Fue así como la ciudad estuvo dividida en cuatro parroquias durante los siglos XVIII y XIX: La Catedral, Las Nieves, San Victorino y Santa Bárbara. La parroquia de La Catedral coincidía con la actual localidad de La Candelaria, la cual estaba conformada a su vez por los barrios el Príncipe, San Jorge, el Palacio y la Catedral.

Creado el Distrito Especial de Bogotá en 1955 no había mayor diferencia entre el Centro de Bogotá (o simplemente Bogotá en el hablar de esa época) y el centro histórico. En la década de los años 1970 se creó la corporación de la Candelaria para rescatar el patrimonio histórico de los barrios de La Catedral, La Concordia y La Candelaria.

Mediante Acuerdo 7 del 4 de diciembre de 1974 el Concejo de Bogotá crea la Alcaldía Menor de La Candelaria, esto daría lugar a que se reconociera en 1991 como una de las 20 localidades del Distrito Capital de Bogotá para elegir por primera vez su Junta Administradora Local (JAL).


Los barrios de la localidad son: La Candelaria, La Catedral, La Concordia, Las Aguas, Centro Administrativo, Egipto, Belén y Santa Bárbara.
Carisma 2
Manipulación 3
Apariencia 3

Sencibilidad a La magia
Silencio
Sentido del peligro

Mochila en donde lleva algunas cosas
estuche de saxofon que siempre lleva a su espalda

Español con acento Paisa
Ingles
Frances
Avatar de Usuario
Alejandra Corredor
 
Mensajes: 269
Registrado: Sab May 03, 2014 2:03 pm
Puntos de Sangre: 12
Fuerza de Voluntad: 8

Re: Localidad numero 17 (La Candelaria)(en construccion)

Notapor Alejandra Corredor » Sab May 10, 2014 2:01 am

LUGARES RELEVANTES DE ESTA LOCALIDAD

[color=#FF0000]El Chorro de Quevedo [/color]


La plazoleta del Chorro de Quevedo es un lugar público de Bogotá. En este lugar estableció su guarnición militar Gonzalo Jiménez de Quesada, antes de fundar la ciudad en la actual plaza de Bolívar en 1538. Está ubicada en la calle 13 con carrera 2, en pleno centro histórico de la ciudad. Se encuentra enmarcada por construcciones coloniales y de principios del siglo XX.

Imagen


Historia
Según los cronistas, el sitio que ocupa el Chorro de Quevedo era desde donde el zipa muisca observaba toda la sabana de Bogotá.

En 1832 el lugar fue adquirido por el padre agustino Quevedo, quien instaló una fuente pública de agua. El chorro se mantuvo hasta 1896, cuando se derrumbó un muro que destruyó la fuente y algunas de las construcciones aledañas.

Siglo XX

Ermita de San Miguel del Príncipe.
En 1969 se reconstruyó la plazoleta basándose en algunas imágenes y maquetas antiguas y se instaló una pileta. Ese mismo año se construyó la Ermita de San Miguel del Príncipe a imagen de la antigua Capilla del Humilladero, que fue la primera iglesia que tuvo Bogotá.

Imagen

Hacia 1985 se restauró y se dotó de un muro con unos recuadros y unas figuras humanas al costado norte. Actualmente la plazoleta es frecuentada por turistas y se encuentra rodeada de cafés, restaurantes y tiendas de artesanías.


PLAZA DE BOLIVAR

La Plaza de Bolívar es la plaza principal de la ciudad de Bogotá y de Colombia. Está ubicada en el centro de la ciudad, entre las carreras 7ª y 8ª con calles 10ª y 11ª. A su alrededor se encuentran algunos de los principales edificios de la ciudad: al norte el Palacio de Justicia, al sur el Capitolio Nacional, al oriente la Catedral Primada de Colombia, la Casa del Cabildo Eclesiástico, la Capilla del Sagrario y el Palacio Arzobispal y al occidente el Palacio Liévano, sede de la Alcaldía Mayor de Bogotá. Fue propuesta como Monumento Nacional de Colombia por la resolución 51 del 26 de octubre de 1994 y declarada como tal por el decreto 1802 del 19 de octubre de 1995


Historia

El carácter de la plaza ha cambiado considerablemente desde sus comienzos, cuando estaba rodeada de casas coloniales y era sede de mercado donde los campesinos traían a vender sus productos. Fue trazada por los primeros colonizadores españoles y poseía en el centro desde su fundación una columna en madera que cumplía la función de rollo o picota de castigos, la cual representaba el poder del rey de España.2 La picota presidió la plaza hasta 1583, cuando el oidor Alonso Pérez de Salazar solicitó su reemplazo por una pequeña fuente pública para abastecer de agua a la ciudad.3 En 1681 se cambió por otra fuente de mayor perfección y ornato, la cual fue conocida entre sus habitantes como el "mono de la pila" y que actualmente se encuentra en el Museo de Arte Colonial.4 La única construcción alrededor de la plaza que se conserva desde la época colonial es la Capilla del Sagrario.

Después de la independencia, se comenzó a denominar Plaza de la Constitución, nombre oficial desde 1821, aunque algunas referencias históricas indican que el nombre de Plaza Mayor siguió siendo de uso cotidiano entre sus habitantes.5



La Plaza Mayor de Bogotá en 1846, acuarela de Edward Mark.
El 20 de julio de 1846, el Congreso de la República dispuso la ubicación en el centro de la plaza de una estatua de bronce del general Simón Bolívar donada por José Ignacio París, quien encargó su diseño y fundición al escultor genovés Pietro Tenerani. Por esta disposición, la plaza fue bautizada con el nombre del Libertador, acto protocolizado con el Acuerdo municipal firmado el 20 de julio de 1847 y el Acuerdo 7º del 18 de junio de 1883 en conmemoración del centenario de su nacimiento.



En 1861 se suspendió el mercado y otras actividades en la plaza como las fiestas de toros. En 1880 se instaló un nuevo pedestal para la estatua de Simón Bolívar y se giró, cambiando su orientación original en la cual miraba hacia el oriente (Catedral) para quedar mirando hacia el costado norte de la plaza (Palacio de Justicia).7 Al año siguiente, el ministro de instrucción pública Ricardo Becerra mandó instalar un jardín de corte inglés alrededor de la estatua de Bolívar rodeada con una reja de hierro, la cual fue retirada en 1919.

En 1927 se instalaron cuatro pilas con fuentes de agua y se puso un pedestal más alto para la estatua de Bolívar en el centro de la plaza. Las obras concluyeron el 19 de julio de 1929.8 Las últimas reformas a la plaza se realizaron por cuenta de la firma Martínez y Avendaño,1 seleccionada por un concurso público en 1959 para festejar el sesquicentenario del grito de independencia. Las obras, diseño de Fernando Martínez, dieron inicio el 25 de enero de 1960. Como consecuencia de ello, se retiraron los espacios para estacionamiento de vehículos y las fuentes, configurando el actual espacio de la plaza, principalmente dirigido al uso peatonal. El diseño actual solucionó adicionalmente el problema del declive geográfico con el uso de planos alabeados que se inclinan sobre un área plana triangular con su base en las escaleras del Capitolio, generando un frente aparentemente horizontal. La inauguración de la nueva Plaza de Bolívar se realizó el 16 de julio de 1961 por el presidente Alberto Lleras Camargo


Imagen



BIBLIOTECA LUIS ANGEL ARANGO

Salas de Lectura | Entrada gratuita
Horario: Lunes a sábado de 8:00 a.m. a 8:00 p.m.
Domingos de 8:00 a.m. a 4:00 p.m. | No hay servicio los días festivos
Consulte la programación de conferencias, talleres, exposiciones y visitas guiadas

Es una biblioteca situada en el barrio la Candelaria en el centro de Bogotá. Cuenta con más de dos millones de libros, un área de 45.000 metros cuadrados, seis pisos, dos sótanos. Al día recibe más de 5.000 usuarios y su biblioteca virtual tuvo más de catorce millones de visitas en 2012.1 La sede actual fue inaugurada el 20 de febrero de 1958 por el Banco de la República, institución a la que pertenece. Lleva el nombre de quien la promovió, el Gerente del Banco de la República de 1947 a 1957. Es la cabeza de la Red de Bibliotecas del Banco de la República, que incluye veintidós sedes en distintas ciudades de Colombia: Buenaventura, Cartagena, Florencia, Girardot, Honda, Ibagué, Ipiales, Leticia, Riohacha, Manizales, Pasto, Pereira, Popayán, Quibdó, San Andrés, Santa Marta, Sincelejo, Tunja, Neiva, Montería y Valledupar. La biblioteca es una de las más importantes de América Latina, y una de las más visitadas del mundo.

Imagen

Historia

Cuando se fundó el Banco de la República en 1923, recibió una pequeña colección del Diario Oficial y libros sobre asuntos económicos, memorias de hacienda y publicaciones legales de la Junta de Conversión, entidad que hasta esa fecha tenía a su cargo el reemplazo del papel moneda por billetes con respaldo en oro. Con ellos se abrió una pequeña biblioteca, para los funcionarios del Emisor, que funcionaba en el edificio Pedro A. López, sede del Banco en aquel entonces (actualmente es sede del Ministerio de Agricultura).

La colección creció lentamente, y en 1932 se nombró la primera bibliotecaria. Un año después la revista del Banco publicó el siguiente aviso: "Con el deseo de fomentar los estudios económicos, el Banco de la República ha resuelto poner al servicio de los estudiantes y de las personas aficionadas a estas cuestiones, la biblioteca de la institución, instalada en amplio y cómodo local y bien provista de libros y revistas. Con tal fin, la biblioteca estará abierta para el público, a partir del próximo 3 de julio, todos los días (con excepción de los sábados y los festivos), de las 2 a las 4 1/2 de la tarde..". En poco tiempo la biblioteca contaba con 10.000 volúmenes, en su mayoría relacionados con actividad bancaria, legislación nacional y extranjera, economía política, hacienda pública y negocios.



Patio de la Casa Republicana, integrada en el costado norte de la Biblioteca.
En 1944 el Banco de la República compró la primera biblioteca privada: la de Laureano García Ortiz, cuyos 30.000 volúmenes de historia y literatura nacional, periódicos y revistas, incluían manuscritos de próceres neogranadinos. Posteriormente adquirió las de Carlos Lozano y Lozano, Luis Rueda Concha, Leopoldo Borda Roldán y la de Jorge Soto del Corral, entre otras. Se organizó, entonces, una sala de lectura con capacidad para 25 personas, se hizo la primera catalogación que quedó registrada en dos volúmenes publicados en 1949 y se inició así como biblioteca pública.

Luis Ángel Arango, gerente general del Banco, inició en 1955 las gestiones para construir un edificio diseñado para albergar una biblioteca pública que prestara este servicio a la ciudad; el proyecto se entregó a la firma de arquitectos Esguerra Sáenz Urdaneta Samper. El 20 de febrero de 1958, bajo la dirección del doctor Jaime Duarte French, fue inaugurada con el nombre de Luis Ángel Arango, —en homenaje al promotor de este proyecto cultural, fallecido en 1957; en un principio tuvo capacidad para 250 personas, una sala de exposiciones, y una sala de audiciones musicales. Desde ese mismo mes empezó a publicarse el Boletín Cultural y Bibliográfico, como órgano oficial de la Biblioteca.

Para satisfacer la demanda de los usuarios, en 1965 se llevó a cabo la primera ampliación de las instalaciones, lo cual permitió la duplicación de su capacidad, la apertura de la Sala Colombia y de la Mapoteca, y las primeras cabinas para investigadores. Incluyó la construcción de la Sala de Conciertos con 367 sillas, diseñada por la firma Esguerra Sáenz Urdaneta Samper, se abrió una nueva sala de exposiciones, se ampliaron los depósitos de libros, y se mejoraron las áreas técnicas y administrativas.

En 1979 se inició la prestación de nuevos servicios: el 18 de enero se inauguró la hemeroteca como sección independiente en el edificio que había sido sede del Palacio Arzobispal hasta 1948 y después de la Corte Suprema de Justicia hasta 1978; el Portón de los Libros, lugar de lectura informal y de comercialización de las publicaciones del Banco de la República; se restauró la Casa Republicana y en 1979 se inauguró allí el entonces Museo de Arte Religioso, cuyas colecciones están hoy integradas a la colección permanente del Banco.

Como parte de la política cultural del Banco de la República, en la década del ochenta se crearon bibliotecas en algunas de sus sucursales: Manizales (1981), Cartagena (1981), Girardot (1981), Riohacha (1981), Pasto (1981), Pereira (1983), Tunja (1983), Ipiales (1984), Ibagué (1984), Armenia (1986), Leticia (1986) y Quibdó (1987), con las mismas características de bibliotecas públicas

Imagen

La Biblioteca Luis Ángel Arango cuenta con dos sedes en la ciudad de Bogotá: la tradicional, inaugurada en 1958 y ubicada en el barrio de La Candelaria, en el Centro Histórico, que a su vez se divide en dos manzanas: la norte y la sur. La segunda sede, ubicada en el norte de Bogotá, es la Biblioteca Alfonso Palacio Rudas - Casa Gómez Campuzano.

Es la mayor biblioteca y centro cultural del país, aunque no forma parte de la red de bibliotecas públicas de BibloRed, ya que no es administrada por la Alcaldía. Posee, además, un sistema de préstamo por Internet que posibilita la entrega de publicaciones a domicilio.

Manzana Norte[editar]
El complejo cultural se extiende sobre dos manzanas urbanas ocupando un área de más de 45.000 m² de construcción. En la manzana norte se ubica la biblioteca, compuesta por once salas de lectura (Sala de Colecciones Básicas, Sala de Mapoteca, Sala de Investigadores, Sala de Hemeroteca, Sala de Ciencia y Tecnología, Sala de Economía, Sala de Artes y Humanidades, Sala de Ciencias Jurídicas, Sala de Idiomas, Sala de Audiovisuales, Sala de Música), así como una sala de exposiciones bibliográficas, la Casa Republicana (para exposiciones artísticas), varias salas de conferencias y la sala de conciertos, la cual obtuvo el Premio Nacional de Arquitectura en 1966 y fue declarada Bien de Interés Cultural Nacional en 2010.3



Costado occidental de la manzana norte.
La biblioteca cuenta con alrededor de 2000 puestos de lectura y una colección de aproximadamente 2.500.000 volúmenes que incluye casi todos los libros publicados en Colombia durante los siglos XIX y XX. Las colecciones de la Biblioteca se incrementan en cerca de 120 mil ejemplares por año, incluyendo compras y donaciones. El énfasis de las adquisiciones está puesto (además de la compra de todo lo publicado en Colombia), en un gran porcentaje de las obras humanísticas y científicas de importancia publicadas en América Latina, Estados Unidos, Francia, España, Alemania e Italia, incluyendo varias primeras ediciones. La Biblioteca intenta adquirir todas las obras literarias de importancia escritas en español, y ediciones en lengua original de autores europeos y norteamericanos.



Fachada occidental del edificio Vengoechea.
Adicionalmente, cuenta con una colección de material audiovisual, con más de 20 mil títulos de películas y una extensa colección de fotografías antiguas (daguerrotipos, ferrotipos, ambrotipos, etc.). Su sección de Libros Raros y Manuscritos incluye 37 incunables universales (impresos hasta 1500), varios incunables italianos (hasta 1510) y españoles (hasta 1530), ediciones aldinas y elzevirianas, varios de los primeros impresos colombianos llamados "incunables colombianos" (los libros publicados en el país entre 1738 y 1800), una colección de archivos históricos (como el archivo comercial y personal de Tomás Cipriano de Mosquera) y numerosos fondos privados integrados a la colección general y a la de Libros Raros y Manuscritos, como los de Laureano García Ortiz y Alfonso Palacio Rudas, entre otros, con cerca de 40 mil ejemplares cada uno.

Cuenta con once salas especializadas clasificadas por áreas del conocimiento: Música, Geografía, Ciencias Sociales, Economía, Artes y Humanidades, Audiovisuales, Constitucional, Libros raros y Manuscritos, Ciencia y Tecnología, y según el tipo de material: Hemeroteca Luis López de Mesa, Sala General, Mapoteca y Sala de Referencia. Recientemente se abrieron dos nuevos espacios, una sala para el aprendizaje de idiomas y una moderna sala de audiovisuales construida gracias a una donación del gobierno del Japón.

En su extremo soroccidental, en el cruce de la carrera Quinta con la calle Doce, se encuentra el edificio Vengoechea, construido en 1939 por los arquitectos Manuel de Vengoechea y Ricardo Ribas. Alberga la zona administrativa de la biblioteca.
Carisma 2
Manipulación 3
Apariencia 3

Sencibilidad a La magia
Silencio
Sentido del peligro

Mochila en donde lleva algunas cosas
estuche de saxofon que siempre lleva a su espalda

Español con acento Paisa
Ingles
Frances
Avatar de Usuario
Alejandra Corredor
 
Mensajes: 269
Registrado: Sab May 03, 2014 2:03 pm
Puntos de Sangre: 12
Fuerza de Voluntad: 8

Re: Localidad numero 17 (La Candelaria)(en construccion)

Notapor Alejandra Corredor » Sab May 10, 2014 11:01 pm

CASA DE POESIA SILVA

HORARIO DE ATENCION

LUNES A VIERNES
9:00 AM- 1:00 PM


La Casa de Poesía Silva es un fundación privada sin animo de lucro, domiciliada en Bogotá en la calle 12C # 3-41. El objeto general de la Fundación, definido por sus estatutos, es “el de estimular, promover y desarrollar actividades que fomenten el estudio y la divulgación de la poesía tanto colombiana como extranjera.” La Casa Silva fue abierta al público en mayo de 1986. Posteriormente fue declarada Monumento Nacional por decreto número 1800 de 19 de octubre de 1995.

La Casa Silva es ampliamente conocida en Colombia y en todos los países de habla hispana, y ha servido como modelo a la Casa López Velarde en México, y la Pérez Bonalde en Venezuela y a otras en distintitos países.


Imagen


Caracteristicas de La Casa

Como buen albergue de leyenda que es, nadie sabe la fecha exacta en que fue construida esta casa. Los arquitectos que la restauraron establecieron, por las huellas técnicas que el tiempo dejó en sus muros, que fue levantada en la época de la colonia, aproximadamente hacia 1715.

En sus salones centenarios tuvieron sede la asociación de farmaceutas, cuando las droguerías se llamaban boticas, y las de meseros y camareros. Hubo también aquí un almacén de calzado fino. Fue también pensión e inquilinato. Pero ha sido la poesía la principal habitante de esta casa. En ella vivió sus últimos años José Asunción Silva y murió, a los 31 años de edad de un tiro en el corazón, en el cuarto que está al fondo del corredor de la entrada.

La casa marcada con el número 13 en la época de Silva, era el escenario de tertulia, una de las escasas formas de difusión de la producción literaria, en momentos en que el periodismo parecía más un bando de las campañas políticas justificadoras de las guerras civiles y el libro de autor nacional carecía de circulación.

Uno de los contertulios, Emilio Cuervo Márquez, relató detalladamente la atmósfera del sitio y de la ocasión, en palabras que parecen reanimar a los fantasmas de esta casa: “Aún veo el amplio cuarto de estudio. Discreta luz, anaqueles con libros. Al frente una reproducción de arte de “La Primavera” de Boticelli. En el centro, el amplio escritorio, sobre el cual se veían algunos bronces, el bade de tafilete rojo con el monograma en oro del poeta, revistas extranjeras. Diseminados aquí y allá, sillones en cuero, y gueridones con imponente cantidad de ceniceros, pues quienes allí nos reuníamos, a comenzar por el dueño de la casa, éramos fumadores empedernidos. Después de media hora de charla
Silva daba comienzo a la lectura.

Previamente se había graduado la luz de la lámpara y se había puesto a nuestro alcance un velador en el cual invariablemente se veían una caja de cigarrillos egipcios, algunas fuentes con sandwiches, un ventrudo frasco con vino de oporto y tres copas: Silva nobebía nunca vino ni licor; en cambio, fumaba de manera aterradora”.

Unas cuantas décadas después de la muerte de Silva, esta casa sirvió de entorno para la creación de otro poeta, Aurelio Arturo, nariñense, quien buscó albergue como estudiante de derecho, cuando era pensión para provincianos pobres. Se cree que fue entre 1930 y 1938. De la Costa Atlántica, en 1939 otro poeta vino a vivir en esta casa: Gregorio Castañeda Aragón.

Durante la primera mitad del siglo XX la casa atravesó por un largo periodo de anonimato y olvido, hasta que en 1943, un amigo de Silva y poeta también, Ismael López, conocido más como Cornelio Hispano, descubrió una placa en la fachada de la casa -la misma que hoy permanece- y Baldomero Sanín Cano, también amigo y contertulio del poeta, pronunció un discurso conmemorativo. Cornelio Hispano tenía, en ese momento, en su poder la mascarilla que se le hizo a Silva en su lecho de muerte.


Imagen

En 1983 la Corporación La Candelaria adquirió la casa por iniciativa de su gerente de entonces, Genoveva de Samper. Los trabajos de restauración duraron nueve meses. Esta se efectuó teniendo en cuenta no solo la estructura colonial y adusta de la casa del siglo XVIII, sino respetando la reforma que se le hizo en una anterior restauración en 1880, de corte republicano, llena de adornos y de yesería de influencia francesa. El restaurador mexicano Rodolfo Vallín se encargó de la yesería de los cielos rasos y de las crestas de las puertas. Raspando con una paciencia infinita se encontró la laminilla de oro original y el color genuino del yeso, que estaban recubiertos por capas de pintura. Aparecieron en su esplendor los mascarones y viñas, los diablos sonrientes en los rincones de la sala, las crestas suntuosas que coronan las puertas y los rosetones del patio que entrelazan conchas de nácar con delfines y tridentes de tritones.


ARCHIVO GENERAL DE LA NACION


El Archivo General de la Nación Jorge Palacios Preciado es un establecimiento público del orden nacional encargado de formular, orientar y controlar la Política Archivística, coordinar el Sistema Nacional de Archivos y la Red Nacional de Archivos, y garantizar la conservación del patrimonio documental, asegurando los derechos de los ciudadanos y el acceso a la información, así como, el mejoramiento en la eficiencia de la gestión pública, la eficiencia de Estado a través de una gestión documental articulada con el uso de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones.

Imagen

Alberga documentación histórica que data desde 1541 hasta 1991, como Constituciones políticas, escrituras notariales, procesos judiciales coloniales, cartas de grandes personajes como Simón Bolívar, mapas antiguos de la Nueva Granada, etc.


Imagen

Reúne documentos de todos los períodos de la historia de América (desde la Conquista hasta el presente) procedentes no sólo de Colombia sino también de los territorios que conformaron la Nueva Granada o, posteriormente, la Gran Colombia como Venezuela, Ecuador y Panamá. También hay documentos provenientes de América Central, Perú y Chile. Su fondo "Negros y Esclavos" fue distinguido por la Unesco como parte del programa Memoria del Mundo.



Es un establecimiento público del gobierno nacional colombiano que promueve la conservación y consulta del legado documental nacional y ponerlo al servicio de la comunidad. Es la cabeza del Sistema Nacional de Archivos y está adscrita al Ministerio de Cultura. Su sede en Bogotá es una edificación inaugurada el 1 de septiembre de 1992. Es obra del arquitecto Rogelio Salmona, quien fue premiado en la Bienal de Arquitectura de 1994.


Plaza Rufino Cuervo

La plazuela la constituye un cuadrado cerrado por tres de sus lados, compuestos por inmuebles coloniales. Dos de estos inmuebles son la Casa de los Derechos del Hombre, donde Antonio Nariño editó la primera traducción de los Derechos del Hombre, y la residencia de Manuelita Sáenz, donde funciona en la actualidad el Museo de Trajes Regionales. El restante corresponde a la curia arzobispal.

Imagen

Su acceso se realiza por la calle Décima, que en ese punto alberga asimismo a la iglesia de San Ignacio. La plazoleta sirvió como marco para herrerías que funcionaron hasta los años 1950. En la actualidad alberga un monumento del filólogo Rufino José Cuervo, obra de Carlos Verlett, que se ubica en un jardín rodeado por varias palmas fénix.

Imagen

Enfrentada al atrio de la iglesia de San Ignacio se encuentra la plazoleta de antaño conocida como Plazuela de San Carlos. Su actual nombre honra la memoria del erudito filólogo y escritor don Rufino José Cuervo cuyo busto, obra del escultor Raúl Carlos Verlett, reposa en su centro. La plazoleta forma parte de un bello espacio en el que se integran la Casa de los Derechos del Hombre y la residencia de Manuelita Sáenz, incansable compañera del Libertador Simón Bolívar. En la primera, el precursor de la independencia, Antonio Nariño, instaló la Imprenta Patriótica en la cual editó su traducción de la Declaración de los derechos del hombre y el ciudadano; la segunda es sede del Museo de Trajes Regionales de Colombia. El rincón colonial se ve complementado por los balcones corridos que la circundan y por un jardín colmado de plantas tropicales y palmeras centenarias.
Carisma 2
Manipulación 3
Apariencia 3

Sencibilidad a La magia
Silencio
Sentido del peligro

Mochila en donde lleva algunas cosas
estuche de saxofon que siempre lleva a su espalda

Español con acento Paisa
Ingles
Frances
Avatar de Usuario
Alejandra Corredor
 
Mensajes: 269
Registrado: Sab May 03, 2014 2:03 pm
Puntos de Sangre: 12
Fuerza de Voluntad: 8

Re: Localidad numero 17 (La Candelaria)(en construccion)

Notapor Alejandra Corredor » Dom May 11, 2014 1:40 am

ALGUNOS RESTAURANTES Y BARES DE LA CANDELARIA


EL GATO GRIS

Horarios de atención:
Domingo a miércoles: 9:am a 1:00am
Jueves a sábado: 9:00am a 3:00am



Imagen


El Gato Gris se encuentra en la plaza del Chorro de Quevedo en La Candelaria. Aunque aún hay varios debates entre historiadores, se dice que Bogotá fue fundada en este sitio en 1538. El lugar abre todas las noches y en cada una hay un show de música variada en vivo a partir de las 8:00 pm



El sitio cuenta con tres pisos y allí podrá encontrar comida tradicional colombiana y también internacional. El menú ofrece variedad de platos para todos los gustos. Recomendamos los aperitivos fríos como ceviche o carpaccio de res, o la sopa de tomate si prefiere algo caliente. Las ensaladas están bien como plato principal; nuestra favorita es la Romana.



Como platos principales, las especialidades de la casa son el Bistec Criollo y el Pesca del Gato, ambos exquisitos. También cuentan con un fondue de queso excelente para compartir en una fría noche bogotana; viene con frutas, vegetales y carnes para acompañar. Igualmente, le sugerimos el canelazo, una de las más típicas bebidas colombianas, preparada con aguadepanela, aguardiente, limón, azúcar y canela y servida bien caliente.

Imagen

El Gato Gris, es un lugar romántico y encantador ubicado en el corazón de la Candelaria, que ofrece a sus invitados cenas románticas, deliciosos platos, cafés y una gran variedad de bedidas.


Imagen

El Restaurante además cuenta con una terraza para fumadores, música en vivo todos los días, sumado a un ambiente bohemio que hacen la mezcla perfecta para los amantes de la música y los mejores momentos


Shows
Música en vivo todos los días a partir de las 8:00pm
Domingo a martes: jazz
Miércoles: música romántica
Jueves a sábado: música de mundo



Leyenda

La historia cuenta que hace mucho tiempo una mujer solía sentarse en el balcón de su casa (donde ahora está ubicado este restaurante) con su gato gris sentado en el regazo. Más adelante, la dama se enamoró de otro hombre y su esposo decidió llevársela lejos de allí, y nunca más se supo de ellos. Solo quedó el gato gris, vagando por el tejado de la casa. De allí proviene el nombre de este lugar.


RESTAURANTE - BAR
LA BRUJA


Horario de atención:
Lunes a Sabado: 12:00m. pm- 1 a.m.

Este estupendo restaurante es especializado en carnes, lleva 5 años en la capital colombiana y se ha convertido en el sitio ideal para reuniones especiales, al calor de un buen trago y un delicioso plato gracias al ambiente bohemio y romántico que deslumbra a sus comensales.

Imagen


Su decoración es elegante, con detalles sobrios y elegantes, la vieja construcción aporta el ambiente propicio para compartir un momento en pareja, en familia o con amigos. Cuenta con dos salas destinadas para fumadores y no fumadores.

Imagen

LEYENDA
La historia cuenta que una señora que buscaba su hijo desaparecido llegó a los calabozos y los guardias se enamoraron de ella. Les leía el tarot e influyó en las apariciones y espantos que se presentan desde esa época, por eso fue conocida como “La Bruja”.

Imagen

Los empleados aseguran que hay un fantasma que ronda constantemente la cocina, les cambia las cosas de lugar y en ocasiones les da palmadas en la espalda. Además varios clientes han sentido la presencia de fantasmas y han abandonado el lugar antes de terminar de cenar.


Shows
Jueves, Viernes, Sábado: música en vivo latinoamericana a partir de las 8:00pm.



CANDELARIO BAR

Horario:
Restaurante: Lunes a Sábado 11:00 a.m. a 4:00 a.m.
Bar: Viernes a Sábado de 9:30 p.m. a 3 a.m
Lugar: Cra 5 # 13 - 14


Candelario Bar ubicado en La Candelaria al centro de Bogotá, trae una nueva propuesta de rumba alternativa y diferente en donde ritmos como la cumbia, el hip hop, funk, dancehall y el reggaetón prenden la fiesta de todos sus visitantes.


Imagen

Durante el día, Candelario funciona como restaurante, ofreciendo las preparaciones más exquisitas de la comida típica colombiana en 18 platos diferentes, logrando conquistar el paladar de residentes y extranjeros que pasean por este histórico barrio de la capital. Más tarde, cuando cae la noche su arquitectura colonial sirve de escenario a reconocidos artistas que se presentan noche tras noche para iniciar la rumba en este prestigioso bar.

Imagen

Asiste a Candelario Bar, el sitio ideal para disfrutar de la mejor rumba en la que no pararás de bailar.

Imagen


ATICO BAR

Lun - Sáb: 11:30 AM - 12:00 AM
Dom: 2:00 PM - 12:00 AM


Uno de los tantos cubículos en la candelaria que ofrece rock clásico. Refugio y lugar de encuentro de muchos jóvenes estudiantes de la zona, a Ático se va si se quiere estar en un minúsculo ático, de tres pisos y espacios angostos, tomando cerveza barata y chicha.

Imagen

Tenemos servicio de la mejor calidad, Bebidas, cocteles y CHICHA,Ale mejor estilo del país en diferentes presentaciones... Brindate la oportunidad de conocer algo antiguo al mejor estilo...
Carisma 2
Manipulación 3
Apariencia 3

Sencibilidad a La magia
Silencio
Sentido del peligro

Mochila en donde lleva algunas cosas
estuche de saxofon que siempre lleva a su espalda

Español con acento Paisa
Ingles
Frances
Avatar de Usuario
Alejandra Corredor
 
Mensajes: 269
Registrado: Sab May 03, 2014 2:03 pm
Puntos de Sangre: 12
Fuerza de Voluntad: 8

Re: Localidad numero 17 (La Candelaria)(en construccion)

Notapor Alejandra Corredor » Mar May 13, 2014 5:20 pm

MUSEOS, GALERIAS Y LUGARES HISTORICOS


MUSEO DE BOTERO

Dirección: Calle 11 No. 4-41, Bogotá
Punto de información: (571) 3431316 o 3431111 Ext. 2909
Horarios: Lunes a sábado 9:00 a.m. a 7:00 p.m. Último ingreso a las 6:30 p.m.
MARTES CERRADO
Domingos y festivos: 10:00 a.m. a 5:00 p.m. Último ingreso a las 4:30 p.m.
LA ENTRADA ES GRATUITA


En el año 2000 el artista Fernando Botero donó al Banco de la República una colección de arte de 208 obras, 123 de su propia autoría y 85 de artistas internacionales. Con esta colección se fundó el Museo Botero, ubicado en el barrio La Candelaria, centro histórico de Bogotá, en una casona colonial que funcionó hasta 1955 como Arzobispado de la ciudad, y que fue restaurada y adecuada como museo por el Banco de la República, bajo los preceptos y la curaduría del propio maestro Botero. Desde el 1° de noviembre de 2000 la colección ha estado a disposición del público. El Museo Botero abre todos los días -menos los martes- y tiene entrada gratuita.

Imagen


“Para mí es un placer infinito saber que estas obras pertenecen hoy a Colombia; saber que los estudiantes que ingresen a esta casa, entrarán en contacto con las corrientes artísticas más importantes de nuestro tiempo, contemplando aquí permanentemente, obras originales de grandes maestros; saber que los amantes de la pintura y la escultura puedan venir a visitar este remanso de paz y pasearse tranquilamente por estas salas, dejándose inundar por la estética moderna”, expresó el pintor durante el acto inaugural del Museo Botero.

En el costado occidental del Museo se exhiben las 123 obras del propio maestro Botero entre las cuales se hallan pinturas, dibujos y esculturas. En estas piezas pueden apreciarse los rasgos característicos de la obra del artista, su extraordinario dominio de la técnica, la coherencia de su visión, la creatividad, la sensualidad, el manejo del volumen, el gusto por el detalle imprevisto y esa combinación de ironía y respeto que ha marcado su tratamiento de los temas colombianos o sus alusiones a la pintura universal. Son, ante todo, obras de las últimas décadas del siglo XX que permiten disfrutar el lenguaje y el estilo que ha caracterizado al pintor en su madurez.

Imagen

En el costado oriental de la casa, se exhibe la colección internacional del Museo Botero, 85 obras de altísimo nivel que dan una idea muy completa de la evolución de la pintura y la escultura modernas, siendo la obra más antigua Gitane au tambourin (anterior a 1862) de Camille Corot y la más reciente, el gran óleo de Barceló (1998). Una colección que reúne a artistas tan destacados como Picasso, Leger, Renoir, Monet, Dalí, Giacometti, Beckmann, Freud, Calder y Bacon, y que ubicó al Museo Botero entre las cinco colecciones públicas de arte internacional de mayor importancia en América Latina.


Imagen


Diariamente cerca de mil personas visitan el Museo Botero, y muchas otras, entre niños, maestros, adultos y familias, participan de los programas educativos que el Banco de la República ofrece, también gratuitamente, para acercar al público a esta magnífica colección. Hay visitas guiadas, charlas, conferencias, talleres para niños y maestros, entre otras actividades, cumpliendo el deseo del maestro Fernando Botero: estar allí por siempre, para la enseñanza y el disfrute de todos los colombianos.

Imagen


Como lo titulara un periódico de la época, la donación de Fernando Botero fue “el regalo más grande que un colombiano haya hecho a su país”.



MUSEO CASA DE LA MONEDA

Martes a Viernes ininterrumpidamente de 10:00 AM. a 6:30 PM

Sábados, Domingos y Festivos de 10:00 AM. a 2:00 PM

Cerrado los lunes, y los días: 1, 4 y 5 de enero; 17, 18, 19 y 20 de abril; 1 y 2 de mayo; 19 de junio; 23, 24, 25 y 31 de diciembre.

Entrada gratuita. Grupos: Petición de hora en el teléfono del Museo.

Pueden tener guías gratuitos (Voluntarios Culturales), mediante cita previa. Grupos de más de 20 personas.

Accesos adaptados para discapacitados.

El público puede acuñar una medalla durante su visita. Consulte precio e información.

Audioguías individuales (con programas para sordos en lenguaje de signos).

El Museo Casa de la Moneda está considerado como uno de los museos más importantes del mundo en su género. La riqueza de sus colecciones, sus extensas instalaciones y el apoyo técnico que nuestro personal presta a investigadores y docentes, hacen del Museo un lugar único desde el que conocer el universo del dinero.

Imagen

El Museo Casa de la Moneda invita al público a recorrer la historia del dinero desde sus orígenes, a través de las distintas formas de producción del mismo a lo largo de la historia.

Visitando sus salas pueden contemplarse importantes colecciones de numismática, filatelia y prefilatelia, billetes y otros medios de pago, lotería y juegos, biblioteca histórica, colección artística, maquinaria y útiles para la fabricación empleados por la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre-Real Casa de la Moneda.

Imagen

Documentación y Control

El área de Documentación y Control de Colecciones del Museo tiene tres actividades principales:

Proporcionar la información tanto textual como gráfica necesaria para la elaboración de los motivos que aparecen en monedas, sellos, lotería y otros productos que habitualmente realiza la FNMT-RCM, en colaboración directa con los Organismos responsables de su emisión (Comisión de Programación de Sellos, L.A.E, etc.)
Gestionar la base de datos Nummus, corazón de la web dinámica del Museo que archiva toda la información referente a las colecciones, las piezas, su ubicación en el Museo y los movimientos que tienen a lo largo de su vida
Gestionar la Biblioteca
Biblioteca

La Biblioteca dispone de abundante documentación tanto científica como técnica y literaria. Tiene como misiones:

Servir de apoyo técnico, siempre actualizado, para la producción industrial
Servir de biblioteca de consulta y préstamos para el personal de la FNMT-RCM
También atenderá las consultas de personal investigador externo previa petición al tel. 91 56665 38 o a través de la dirección de correo biblioteca@fnmt.es
Conservación

El área de Conservación tiene como misión la conservación, estudio y cuidado de las piezas de las diferentes colecciones del Museo.

Esta labor afecta, por una parte a las nuevas piezas incorporadas por adquisiciones y donaciones y por otra a la propia actividad de la Fábrica, de la que se nutren continuamente los fondos.

También se asesora a otras instituciones, estudiosos e investigadores, en las materias relacionadas con las colecciones. Colabora en exposiciones solicitadas por otros Organismos y Entidades en la elaboración de catálogos y textos de cada exposición.

Imagen


Laboratorio de Restauración

El Laboratorio de Restauración del Museo nace de la necesidad de mantener en un estado óptimo los fondos del museo. Actualmente, cuenta con todos los medios adecuados que alberga el Museo.

La conservación de las piezas tal y como las diseñó en su momento el artista se sustenta sobre acciones preventivas, como el control de las condiciones ambientales. En último término, si la pieza lo requiere, se procede a su restauración, siguiendo procedimientos estrictos y no irreversibles.


HISTORIA

Sus orígenes se sitúan en el siglo XVIII y están estrechamente vinculados a la figura de Tomás Francisco Prieto, Grabador General de las Casas de Moneda del Rey Carlos III, Director de Grabado en hueco de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y fundador, en 1771, de una Escuela de Grabado en la que se formaban los artistas que posteriormente habían de ejercer su oficio en las Casas de Moneda de España e Indias.

La colección de dibujos, grabados, libros antiguos, monedas y medallas que Prieto fue reuniendo para la enseñanza de sus alumnos, compradas por el Rey Carlos III, constituyó tras su muerte, en 1783, el núcleo inicial del Museo, que gradualmente se ha ido incrementando con sucesivas adquisiciones y donaciones, así como con ejemplares de los diferentes trabajos que se realizan en la FNMT-RCM.

La colección originaria del Museo Casa de la Moneda se expone por primera vez al público durante el reinado de Isabel II, en 1867, en el antiguo edificio de la Casa de la Moneda situado en la plaza de Colón. Allí permanece hasta 1964, cuando se traslada al edificio actual.

El Museo procura constantemente el enriquecimiento y expansión de las diferentes colecciones que alberga y de la documentación de las mismas. Con este objetivo pone especial atención en las labores de investigación, restauración, conservación y documentación.

Desde 1951 el Museo colabora con la Sociedad Iberoamericana de Estudios Numismáticos en la edición de la revista NVMISMA, la más prestigiosa que se edita en lengua española dentro del campo de los estudios numismáticos. Asimismo, viene realizando una serie continuada de publicaciones.


MUSEO DE ARTE DEL BANCO DE LA REPUBLICA

Horarios: Lunes a sábado 9:00 a.m. a 7:00 p.m.
Último ingreso a las 6:30 p.m.
CERRADOS LOS MARTES
Domingos y festivos: 10:00 a.m. a 5:00 p.m.
Último ingreso a las 4:30 p.m.

LA ENTRADA ES GRATUITA



El Museo de Arte del Banco de la República, inaugurado en 2004, es un nuevo edificio dedicado a las artes plásticas ubicado en la manzana sur de la Biblioteca Luis Ángel Arango, en el centro histórico de Bogotá (Colombia).

Imagen


El Museo no tiene una colección propia. En una gran sala de 500 metros cuadrados ubicada en el segundo piso y dividida en varias secciones, reúne la parte de la Colección de Arte del Banco de la República dedicada al arte latinoamericano del siglo XX y al arte europeo. Éste, constituye su núcleo expositivo permanente.


La construcción de tres pisos, inaugurada en 2004, fue diseñada por el arquitecto bogotano Enrique Triana Uribe quien, por este proyecto, recibió el Premio Nacional de Arquitectura 2006.

Imagen

El arquitecto planteó un edificio tipo "caja blanca", en contraposición a los museos "espectáculo" desarrollados recientemente en otras ciudades del mundo. El edificio de Triana, con un manejo neutro y sencillo de las fachadas, busca pasar desapercibido en medio de una manzana de construcciones coloniales.

Conserva la altura de su vecina Sociedad Colombiana de Ingenieros y posee todos los requerimientos tecnológicos y la versatilidad espacial necesaria para la presentación de grandes exposiciones temporales de arte contemporáneo. En su zona de Reservas, el edificio posee igualmente toda la tecnología para la conservación de las obras depositadas por la Colección de Arte del Banco de la República.

Imagen

En una gran sala de 500 metros cuadrados ubicada en el tercer piso, se encuentra el espacio para exposiciones temporales de arte contemporáneo. En ésta, se han presentado las siguientes exposiciones temporales:

"Guillermo Kuitca: Obras puntuales". Curaduría: Sonia Becce. Septiembre 27 de 2006 - enero 29 de 2007
"Fantasmagoría: Espectros de ausencia". Curaduría: José Ignacio Roca. Marzo 7 a junio 11 de 2007.
"Regina Silveira: Sombra luminosa". Curaduría: José Ignacio Roca. Agosto 29 a octubre 29 de 2007.
Además, se han presentado exposiciones retrospectivas de los artistas colombianos María Fernanda Cardoso y Jim Amaral, además de muestras provenientes de la colección Daros Latinoamérica en Zúrich, entre otras.


CASA MUSEO QUINTA DE BOLIVAR


Horarios
Martes a viernes
9:00 am a 5:00 pm
Sábados y domingos
10:00 am a 4:00 pm
Todos los domingos
Siga...esta es su Casa
Entrada libre
10:00 am a 4:00 pm
Visitas comentadas
Martes a domingo
11:00 am y 2:00 pm
English guided tour
Every Wednesday
11:00 am
Precios de ingreso
Adultos mayores de 60 años:
entrada gratuita
Adultos: $3.000
Niños menores de 5 años*:
entrada gratuita
Niños de 6 a 12 años*: $1.000
Estudiantes y niños
a partir de 13 años: $2.000 –
Sin acompañamiento*
*Para conocer las tarifas
de grupos educativos
comunicarse al 336 6410-19 Ext. 2310


La Quinta de Bolívar es una casa-museo de estilo colonial situada en la localidad de La Candelaria, la cual además de su interés arquitectónico es relevante desde el punto de vista histórico por haber servido como residencia de Simón Bolívar en la ciudad de Bogotá, capital del Nuevo Reino de Granada, y tras la independencia, de la Gran Colombia.
La Casa Museo Quinta de Bolívar del Ministerio de Cultura de Colombia, tiene como misión construir participativamente con sus usuarios y comunidades una experiencia significativa en torno a la figura de Simón Bolívar.


Imagen

Su historia se remonta a 1670, cuando el bachiller Pedro de Solís y Valenzuela donó a la ermita de Monserrate 100 varas 
castellanas de tierra, ubicadas en el sitio llamado La Toma de la Aduana. En 1800, el capellán de Monserrate, José 
Torres Patiño, vendió el predio por la suma de $120 al contador principal de la Renta de Tabaco de Santafé, don José 
Antonio Portocarrero. El nuevo dueño construyó una quinta campestre que arregló para agasajar al virrey Antonio Amar y 
Borbón en el cumpleaños de su esposa la virreina, doña Francisca Villanova.

De la amistad que don José Antonio Portocarrero profesaba al virrey, o la admiración que tributaba a la virreina, fue 
emblema por entonces una alegoría de Cupido que hizo pintar en el comedor de su quinta con la siguiente equívoca 
inscripción: “Amar es mi delicia”, palabras que años más tarde habían de ser sustituidas por estas otras: “Bolívar es el 
dios de Colombia”.

En el centro está la casa con sus jardines abandonados, sus árboles decrépitos que extienden sus ramas y sus sombras 
sobre los corredores solitarios y los salones en ruinas, donde en otros días resonaron músicas voluptuosas, en noches 
de festines sorprendidos por la aurora; con su chimenea de mármol blanco, en el gabinete de la izquierda, sobre la cual 
se firmó la negativa de la conmutación de la pena de muerte a los ejecutados con motivo de la conjuración de septiembre;
con sus terrazas que sintieron las férreas botas de los libertadores; con su muelle baño, cercado de bajas tapias, 
cubiertas antes de enredaderas, y techado por el puro cielo azul; con su esbelto mirador que se yergue sobre la colina, 
como un alerta vigía; con sus alcobas, antiguamente perfumadas, que vieron al héroe, de regreso del Perú, pasar 
cargado de laureles, y descansar de la gloria en los brazos de rosa del amor; con su espléndido comedor, comunicado 
con la sala principal, y con deliciosas perspectivas sobre el patio y los jardines, y donde, en los tranquilos días de la 
Colonia, don José Antonio Portocarrero, dueño y constructor de la Quinta, y hombre de mucho gusto y así muy sentido de
todos, departía, agradablemente, de cosas de Gobierno, con Amar y Borbón, su grande amigo, virrey de Santafé, y su 
señora esposa, doña Francisca Villanova, la virreina, mientras, delante de los contertulios, en el fondo, aparecía esta 
inscripción en letras formadas con las rosas del jardín: “Mi delicia es Amar”.

Imagen

cornelio hispano, 3.4.1919

El primero de enero de 1810, diez años después de haber adquirido el lote de la Quinta, falleció su dueño y ésta pasó 
manos de su hija, Tadea Portocarrero de García del Castillo, cuyo marido hubo de emigrar a raíz de los sucesos del 20 
de julio de 1810. Por esta razón, y debido a que los hijos del matrimonio eran aún menores de edad, el inmueble sufrió 
descuido y abandono. La familia Portocarrero mantuvo la propiedad hasta el 16 de junio de 1820.


La Colección Bolivariana


El inicio de la colección de la Casa Museo, está estipulado en el Artículo 3° de la Ley 53 de 1919, por la cual el Gobierno 
creó la Junta y Museo de Bolívar, en el cual se destinaban $ 20.000 pesos del tesoro nacional para “completar el valor de 
compra de la Quinta y la compra de los objetos que a juicio de la Sociedad de Embellecimiento deberían figurar en el 
Museo”.

Imagen


En el desempeño de sus funciones la Junta inicia la adquisición de los objetos para amoblar la Casa y conformar el 
Museo, contando para ello con la asesoría de la Academia de Historia. En 1921 se autoriza el traslado de los cañones de
la independencia que se encontraban abandonados en el Palacio de San Carlos; pero éstos sólo se trasladaron a la 
Quinta en 1922, junto con algunos objetos particulares del Libertador, como piezas decorativas y de mobiliario que se 
encontraban en el mismo palacio, a los que se reunieron otros objetos encontrados en el Museo Nacional, como algunos 
retratos, la escribanía y algunas piezas de uso cotidiano y vestuario.

Imagen

Esta es entonces la base de la colección bolivariana que fue enriqueciéndose con las compras que realizaba la Junta 
Administradora de la Quinta de Bolívar durante la primera mitad del siglo XX, la cual se complementó igualmente con el 
traspaso de objetos de algunas entidades públicas y museos así como la donación que hicieran en su momento personas 
como el Doctor Eduardo Santos, Teresa Cuervo Borda, Guillermo Quijano, Jaime Hincapié y Félix Restrepo, entre otros.

En la actualidad diferentes benefactores, tanto institucionales como individuales, continúan enriqueciendo el acervo 
patrimonial de la Quinta de Bolívar, entre los que cabe destacar a la Fundación Beatriz Osorio, el gobierno de la 
República Bolivariana de Venezuela, la Cancillería colombiana, así como Belisario Betancur, Edgar Negret, Blanca Gaitán 
de París, las familias Wills y Ujueta y Cecilia Mejía.

Una investigación inicial a los antecedentes de la colección fue realizada por Diana Torres de Ospina en 1999, quien 
realizó una relación de compras, ingreso de otros objetos enviados por la Sociedad de Embellecimiento en 1924, 
donaciones, y objetos provenientes de otros museos y entidades públicas, objetos trasladados al Museo de la 
Independencia-Casa del Florero, así como un grupo de objetos que de acuerdo a su procedencia se han certificado como
pertenecientes al Libertador Simón Bolívar.

Imagen


EL JARDIN BOLIVARIANO (SE ENCUENTRA DENTRO DE LA QUINTA DE BOLIVAR)

Sus contornos estaban alfombrados de verde césped por donde descendía, entre pintorescas colinas y ribazos, solitarios y vírgenes, el riachuelo del Boquerón. Estaba rodeada la casa de bellos jardines y de árboles corpulentos (de los cuales
quedan hoy algunos, tales como un gran nogal y varios lozanos alcaparros, mortiños, cerezos, pinos, todos, sin duda, del tiempo de Bolívar) y a su sombra había, artificiosamente dispuestas, galerías cubiertas de enredaderas, cenadores y rutas caprichosas; bañada, por doquiera, por abundantes y puras aguas, en fuentes y surtidores de mármol. En el patio interior, un torrente conducido por un atenor de seis pulgadas de calibre, caía, estrepitosamente, en un receptáculo de piedra, a la altura de cinco pies, esparciendo en toda la casa y jardines un rumor apacible y delicioso. [...] Enfrente de la puerta de entrada había un gran estanque circular donde nadaban alegremente lindas aves acuáticas alrededor de una hermosa fuente de
mármol blanco.

Imagen




La espada de los sueños


Revisando el libro de visitas de la Casa Museo Quinta de Bolívar, se puede identificar un hecho muy curioso, en medio de todos los objetos de la colección del museo que pertenecieron al Libertador, hay uno que se reclama por encima de los demás. Curiosamente este objeto no se encuentra ahí y de allí la necesidad de contar una reseña sobre él. La espada de Bolívar se ha convertido en una de las antigüedades más famosa del país en los últimos 25 años y sin embargo nadie menor de 25 años la ha visto. Así, una simple pieza de museo se volvió fundamental en la cultura colombiana, gracias a que logró construir toda una leyenda a su alrededor, y de esta forma volverse por fin un elemento de unión en una nación que tanto necesita de este tipo de cosas.

Imagen

ARTICULO PRODUCIDO SOBRE LA ESPADA DE BOLIVAR Y SU VALOR SIMBOLICO PARA EL PAIS
DE DAMOCLES Y OTROS ACEROS PENDIENTES
Apuntamientos para una historia de la espada de Bolívar en la colección de la Casa Museo Quinta de Bolívar
Por Cristina Lleras, Daniel Castro y Manuel Francisco Carreño

________________________________________________________________________

INTRODUCCIÓN

La espada, tal como la define el Diccionario de la Real Academia de la Lengua, tiene su origen etimológico en el latin 
spatha, y éste a su vez proviene del griego s p a o h . En su primera acepción se describe como un arma blanca, larga, 
recta, aguda y cortante, con guarnición y empuñadura. El origen latino del término y la misma definición nos remiten 
automáticamente a la historia de Damocles, nacido en el año 370 a.C.(?), y quien pasa a la historia como cortesano de 
Dionisio el Viejo, quien fue tirano de la corte de Siracusa en Sicilia. De acuerdo con la leyenda, contada por los escritores 
romanos Horacio y Cicerón, en una ocasión Damocles comentó a su soberano sobre la grandeza y felicidad de sus 
vasallos, incluido el mismo. Prontamente, y luego de ese comentario, Dionisio invitó a su cortesano a un gran banquete, 
en el cual Damocles disfrutó de múltiples atenciones, hasta que se percató que sobre su cabeza pendía una afilada 
espada, suspendida sólo de una delgada crin de caballo. Con este gesto, Dionisio le hizo entender a Damocles, como aún
en los momentos más afortunados, otros elementos contrarios y menos afortunados pueden hacerse presentes en la vida 
de los hombres. Así como la linterna de Diógenes busca a los hombres rectos, el acero suspendido sobre la cabeza de 
Damocles señala a su vez la fragilidad, el riesgo y la incertidumbre que son elementos igualmente constitutivos del devenir
humano.

Este intento de realizar una crónica de una de las piezas más importantes de la historia de Colombia, está igualmente 
marcada por el sino de Damocles.

________________________________________________________________________
Empuñadura a manera de antecedentes
Por Cristina Lleras Figueroa.
Breve historia de la espada [1]

Las armas más antiguas fueron hechas de piedra, madera o hueso. El desarrollo de las técnicas para trabajar el metal en 
Mesopotamia data aproximadamente del año 3500 a.C. y dio lugar a la fabricación de armas blancas, y fue el origen de la 
espada. Los avances en aleaciones como la producción del bronce y luego el hierro, permitieron la creación de espadas 
de hoja larga y los avances en el diseño que llevaron a la incorporación de empuñadura y guarnición. A medida que se 
perfeccionaba su manufactura ésta se consideró como una expresión artística y aparecieron decoraciones más 
elaboradas. Los siglos XIII y XIV fueron los más importantes en la evolución del oficio de la fabricación de espadas; las 
cubiertas de las empuñaduras y pomos se grabaron con finos diseños y allí se incrustaron piedras preciosas. En los 
siglos XV y XVI se extendió su uso en los cuerpos de infantería europea, al mismo tiempo que se originó la espada de 
caballería de hoja larga y apareció el sable que sobrevivió hasta la Primera Guerra Mundial. Los requisitos y métodos de 
la guerra moderna han hecho de la espada un arma obsoleta, reservada como complemento de los uniformes de gala de 
militares y diplomáticos, coleccionistas y museos.



La espada como símbolo de grandeza

La espada es un arma personal, efectiva en el combate de una persona contra otra. Como tal era asociada con 
distinciones individuales. Las espadas de líderes políticos y jefes militares, nobles y guerreros, con frecuencia eran 
ornamentadas y las empuñaduras elegantemente decoradas. El atractivo de las espadas en la actualidad es que permiten
a su propietario entrar en contacto con la historia. Hoy en día se venden en la Red copias de espadas históricas con la 
promesa de que la adquisición integrará a su dueño a la historia que hizo de aquéllas símbolos de grandeza.

Sin embargo, no todas estaban diseñadas para ser usadas en combate. Muchas de ellas se consideraron obras de arte 
que incorporaron en su realización a varios artesanos como el joyero y el grabador: llamativas por su diseño y su 
manufactura. La espada de contacto fue hecha exclusivamente para ceremonias oficiales. “Un portador de armas 
transportaría una espada desenvainada, con la punta hacia arriba, como testimonio del poder y prestigio del gobernante 
detrás del cual caminaba”. Aún se utiliza en ciertos países y para ceremonias de gran solemnidad. La espada de 
coronación simbolizaba la autoridad del monarca. La más famosa de éstas es la que llevaba Carlomagno cuando fue 
coronado emperador del Sacro Imperio Romano en el año 800. Las espadas papales se utilizaron por los pontífices como 
símbolo de respeto y admiración para honrar a los líderes militares considerados como “defensores de la fe”. Las 
espadas de obsequio eran otorgadas a los súbditos de un reino que se hubieran ganado el reconocimiento por su 
destreza militar o servicio político. La espada también ha sido utilizada como objeto para exigir respeto. Para combatir los 
prejuicios contra la mujer gobernante, la reina Isabel I de Inglaterra, se presentaba ante el Parlamento llevando armadura 
y la espada de Estado.



Vida propia

La espada se diferencia de otras armas porque ella puede tener una vida aparte de la de su dueño. En la zona conocida 
actualmente como Indonesia se presentó una considerable actividad militar y se desarrollaron múltiples armas punzantes. 
En el siglo XIV apareció el Cris, una daga de la cual la tradición afirmaba que podía llegar a tener alma propia.

En la mitología y la literatura hay muchos casos de espadas con poderes supernaturales. Pertenecían a héroes y 
caballeros para quienes la espada y caballo eran sus posesiones más preciadas, y era costumbre darles un nombre. 
Entre las más famosas están Tizona, la espada del Cid y Excalibur, la espada del rey Arturo, quizás la más célebre de 
todas.



La leyenda del Rey Arturo de Inglaterra apareció por primera vez en el siglo V o VI. Arturo le trajo paz a su país, pues 
expulsó, a los sajones, entre otros invasores; estableció un reino de justicia, ley y moral. Arturo era hijo del Rey, pero fue 
criado como un hombre común y corriente hasta que superó la prueba, casi por casualidad, establecida para 

elegir al sucesor del trono: Arturo sacó una espada que estaba aprisionada en una piedra o un yunque.

Para ayudarlo en 
la tarea de unir a Inglaterra, recibió una gran espada, Excalibur, ofrecida por una mano que misteriosamente salió de un 
lago. Para vencer a sus enemigos, Arturo realizó una serie de conquistas, invasiones y guerras. Después, Inglaterra gozó 
de un período de prosperidad. Una serie de hechos trágicos lo llevaron a morir, no sin antes ordenar que Excalibur fuera 
lanzada al lago. Algunas versiones de la leyenda prometen que Arturo volverá a Inglaterra cuando el país necesite 
subyugar a sus enemigos y darle de nuevo seguridad.




Simón Bolívar

El rey Arturo es un personaje que no por ser completamente ficticio deja de ser histórico. Sus características de líder 
revelan el deseo de un pueblo por crear, así fuese en el imaginario, un gobernante que reuniera las calidades para dar a 
su pueblo paz y justicia. El paralelo con el Libertador Simón Bolívar es sorprendente.

Dejando de lado las varias opiniones
que se tienen sobre Bolívar, no se puede ignorar el hecho de que este personaje histórico, en una evolución contraria a 
la del rey Arturo, adquirió dimensiones de leyenda. En su persona se pusieron las esperanzas de prosperidad de varias 
naciones latinoamericanas, y hoy en día todavía se utiliza su nombre para invocar una imagen de un reino de justicia, ley 
y moral.

Bolívar también deseó conformar una gran nación, no a partir de la expulsión de invasores sino por medio de la unión de 
varios pueblos. La preocupación política de Bolívar, presente desde los inicios de su actividad libertadora, se hizo 
evidente al final de la Campaña del Sur y en la creación de los cinco países bolivarianos y la redacción de la controvertida
Constitución Boliviana. Sin embargo, al comienzo de la Campaña había expresado la inquietud de cómo sería la transición
entre la guerra y la paz:

“¿Cómo, después de haber roto todas las trabas de nuestra antigua opresión, podemos hacer la obra maravillosa de 
evitar que los restos de nuestros duros hierros no se cambien en armas liberticidas?” [2]

La imagen de Bolívar como Libertador está atada a la del arma con la cual normalmente se le representa. La espada 
adquiere vida propia como símbolo de la victoria. El fin de la guerra se presenta cuando se entregan las armas. Los 
“duros hierros” no son más que las espadas que se utilizaron en las guerras de Independencia. Pero ¿cómo deshacerse 
de ellas? Rendir la espada es una forma de derrota y su destrucción, una degradación. Pero entregarla en un gesto de 
afecto es un trofeo y un honor para quien la recibe, y un gesto de paz para quien la regala.

El Libertador tuvo muchas espadas y acostumbraba regalarlas a sus amigos y colaboradores más cercanos. También 
recibió numerosas armas blancas como homenaje a sus dotes de estadista y militar. Por ejemplo, la dirigencia peruana, 
en 1825, le entregó una espada que hoy en día se conserva en el Banco Central de Venezuela; el Mariscal Sucre 
le obsequió una daga florentina, que se conserva en las colecciones de la Quinta de Bolívar, diferente de la otra ya casi 
mítica espada que robara el grupo subversivo M-19 en 1974.

La espada de doble filo

El general Páez, Jefe Superior de Venezuela, y militar esencial en la Campaña Libertadora, expresó en una carta a 
Bolívar, de finales de 1825, su frustración frente a la situación de inestabilidad y de violencia que se vivía en su país, 
agravada por la tensión entre militares y civiles. Además, sus palabras escondían el descontento general con la modesta 
participación de Venezuela en el gobierno de lo que se ha llamado la “Gran Colombia”.

Con o sin justificación, los 
venezolanos creían que los novogranadinos absorbían todos los beneficios de la integración [3]. Dice Páez: “Nuestro 
ejército se acabará pronto si no se atajan las justas causas de su descontento, y estoy bien seguro, que, en un caso de 
guerra, los señores letrados y mercaderes apelarán como siempre a la fuga, o se compondrán con el enemigo, y los 
pobres militares irán a recibir nuevos balazos para volver a proporcionar empleos y fortuna a los que actualmente los 
están vejando”[4]. Ante su convicción de que la fuerza no debía prevalecer sobre el derecho, Bolívar no atendió las 
recomendaciones de su subalterno.

Las palabras de Páez no parecen extrañas si se recuerda que al año siguiente se le acusó de dar las órdenes para que el
ejército realizara un reclutamiento forzoso por las calles de Caracas. El Congreso lo llamó para presentarse en Santafé y 
ser llevado a juicio. Orden a la cual Páez respondió con su rebelión. Ante la situación, Bolívar regresó del Perú y viajó a 
Venezuela donde restableció el orden, le concedió el perdón a Páez y a los demás rebeldes.

Bolívar y Páez se encontraron en el camino a Valencia y entraron a Caracas en enero de 1827. Este encuentro, idea del 
Libertador, fue marcado por el regalo a Páez de una espada como símbolo de amistad y para limar las asperezas que su 
comportamiento había ocasionado. Tomás Cipriano de Mosquera escribiría más tarde: “... con cuánta felonía se había 
conducido Páez al proponer oculta y siniestramente la separación de Venezuela, aparentando deferencias por el 
Libertador, que jamás tuvo, y contradiciendo con hechos sus discursos y protestas a favor de Bolívar cuando éste lo salvó
en 1826 y honró, entre otras cosas, con la dádiva de una espada de la que Páez hizo mención con las siguientes notables
palabras: ¡La espada redentora de los humanos! Ella en mis manos no será jamás sino la espada de Bolívar: su voluntad 
la dirigirá, mi brazo la llevará. Antes pereceré cien veces, y mi sangre será perdida, que esta espada salga de mi mano, ni 
atente jamás a derramar la sangre que hasta ahora ha libertado. Conciudadanos: la espada de Bolívar está en mis 
manos; por vosotros y por él iré con ella a la eternidad”[5].

Poco tiempo después, Páez lideraría la separación de 
Venezuela de Colombia y, por ende, la disolución de la Gran Colombia.

Espadas históricas

En la edición especial del Papel Periódico Ilustrado que realizó Alberto Urdaneta con motivo del centenario del nacimiento 
de Simón Bolívar, el 24 de julio de 1883, se describen dos espadas que le pertenecieron al Libertador. 

La primera, una espada de campaña, que regaló a Rafael Arboleda en 1822 acompañada de la siguiente carta:

“Japio, 29 de Diciembre de 1829.

Estimado amigo y señor: Usted ha deseado tener un documento por el que conste que la espada que usé en la campaña 
del Sur de Colombia en el año de 1822, es la misma que tuve el gusto de presentar a usted como un gaje de mi 
estimación y verdadera amistad, en Guayaquil, cuando entré en aquella ciudad en el mes de agosto de 1822.

Y deseando
yo también dejar a usted un nuevo testimonio de toda la consideración y respeto, espero recibirá usted esta expresión 
con el afecto que le profesa su atento servidor y amigo, Bolívar”.

Rafael Arboleda (don José Rafael Arboleda y Arroyo) había nacido en Popayán el 19 de noviembre de 1795. A pesar de 
provenir de una provincia reconocida por su afecto al rey español, fue partidario de la causa republicana, la cual sirvió 
con cuantiosos donativos en dinero. Triunfante Bolívar, de quien fue amigo muy cercano, éste lo designó secretario de la 
legación en las repúblicas del Pacífico a cargo de Joaquín Mosquera y a su regreso fue senador por el Cauca al 
Congreso de 1827, donde se distinguió por su oratoria.

Fue padre del general Julio Arboleda. Falleció en 1831[6].

La segunda, un sable de caballería, la regaló al general Rafael Urdaneta quien a su vez se la regaló a su primo Francisco 
Urdaneta[7]. El sable ha tenido una vida interesante ya que perteneció al hermano de Alberto Urdaneta, Carlos María, 
antes de pasar de nuevo a Venezuela. Un retrato del general Francisco Urdaneta, fechado en 1822, que se conserva en 
el Museo Nacional de Colombia indica que la espada descrita en el Papel Periódico ya estaba en su poder para ese 
entonces, lo cual no concuerda del todo con la información que se tiene sobre la fecha del regalo.

El general Rafael Urdaneta [8] es un personaje complejo y controvertido como lo fue el general Páez. Nació en Maracaibo 
en 1788, pero viajó a Santa Fe de Bogotá en 1804, llamado por su tío Martín de Urdaneta y Troconis. El 20 de Julio de 
1810 se incorporó al movimiento revolucionario y apoyó, en la primera guerra civil, al bando federalista. En 1813 es uno 
de los oficiales enviados por el gobierno de la Unión a servir bajo las órdenes de Simón Bolívar y realiza con éste la 
Campaña Admirable. Pasa a órdenes de José AntonioPáez en 1816, pero regresa donde Bolívar en 1817.

Participó en la 
Campaña del Centro y en varias acciones en Venezuela. De regreso en la Nueva Granada, en 1819, Bolívar lo nombra 
Comandante de la Guardia de Honor a raíz de la muerte de José Antonio Anzoátegui. Esta cercanía al Libertador se 
manifestó en acciones de Bolívar quien “preocupado por la suerte del general Urdaneta, le ofrece en dos ocasiones la 
mitad de su fortuna...” [9] Por su parte, Urdaneta le escribe a Bolívar en 1813: “General, si con dos hombres basta para 
emancipar la patria, pronto estoy a acompañar a Ud.” [10]

Urdaneta es recordado en Colombia por su usurpación de la presidencia con el título de “encargado provisionalmente del 
poder ejecutivo”, el 5 de septiembre de 1830, dictadura que duró poco tiempo. Pero la amistad que tuvo con Bolívar duró 
hasta la muerte del Libertador e inclusive, en 1842, participó de un modo destacado en las ceremonias del traslado de los
restos del Libertador a Venezuela en su condición de Presidente de la Sociedad Bolivariana de ese país.
Carisma 2
Manipulación 3
Apariencia 3

Sencibilidad a La magia
Silencio
Sentido del peligro

Mochila en donde lleva algunas cosas
estuche de saxofon que siempre lleva a su espalda

Español con acento Paisa
Ingles
Frances
Avatar de Usuario
Alejandra Corredor
 
Mensajes: 269
Registrado: Sab May 03, 2014 2:03 pm
Puntos de Sangre: 12
Fuerza de Voluntad: 8

Re: Localidad numero 17 (La Candelaria)(en construccion)

Notapor Alejandra Corredor » Mar May 13, 2014 6:40 pm

TEATROS Y OTROS ESPACIOS ARTISTICOS EN LA CANDELARIA


TEATRO LA CANDELARIA


Calle 12 # 2 - 59
La Candelaria
Horarios
9:00 a.m. a 5:00 p.m. Administracion -
funciones 7:30 p.m.-10:30 PM

La Candelaria se fundó en 1966 por un grupo de artistas e intelectuales independientes provenientes del naciente teatro experimental y del movimiento cultural.


Imagen

Este grupo inició labores en un galpón de la calle 20 con el nombre de CASA DE LA CULTURA. Allí funcionó durante dos años alternando el teatro con la música y las artes plásticas.

Durante los primeros cuatro años se montaron obras de vanguardia. Los críticos del momento calificaron esta etapa como: “El acceso a la modernidad del Teatro Colombiano” Obras como: MARAT-SADE de Peter Weiss, LA MANZANA de Jack Gelber, LA COCINA de Arnold Wesker, LA HISTORIA DEL ZOOLOGICO de Eduard Albee y el TRICICLO de Fernando Arrabal, constituyeron parte del repertorio de los 60´s y movilizaron decenas de estudiantes e intelectuales a la CASA DE LA CULTURA.

Imagen

Por supuesto, desde los inicios del grupo se tuvo como preocupación fundamental trabajar paralelamente por el acceso del público popular al teatro y por la apropiación de la dramaturgia nacional. Se hicieron adaptaciones de obras nacionales como SOLDADOS y el PADRE de Álvaro Cepeda Samudio, dirigidas por Carlos José Reyes y algunos experimentos que se denominaron MAGICOS, que eran experiencias libres de crear conjuntamente entre teatreros y artistas de la plástica.

Entre 1966 y 1970 varios teatreros, algunos surgidos de LA CANDELARIA y otros provenientes de escuelas de teatro de Europa y América Latina, iniciaron la construcción y adaptación de nuevas sedes en Bogotá y Cali.

A partir del 68 LA CASA DE LA CULTURA se instala en una sede colonial propia en el barrio La Candelaria del centro de Bogotá en donde se adaptó una sala para 250 espectadores. A partir de allí toma el nombre de TEATRO LA CANDELARIA.

Al finalizar la década de los 60´s LA CANDELARIA emprende sistemáticamente la creación de obras originales de dramaturgia nacional con el método de creación colectiva y participación en la formación de la Corporación Colombiana de Teatro.

Imagen

La incursión en temas míticos y la aprobación consciente de situaciones y personajes nacionales produjeron un fenómeno masivo de movilización de público que permitió, en muy poco tiempo, despertar el interés por LA CANDELARIA y por el movimiento teatral nacional a lo largo y ancho del país y por parte de numerosos Festivales y eventos Internacionales.

El trabajo de creación colectiva y la producción de materiales teóricos por parte de La Candelaria y del movimiento teatral constituyeron una verdadera escuela de formación y creación teatral en América Latina.

A partir de 1982 algunos de los integrantes del grupo escriben y montan sus propios textos. De allí surgen, por ejemplo: EL DIALOGO DEL REBUSQUE, escrita y dirigida por Santiago García, LA TRAS - ESCENA escrita y dirigida por Fernando Peñuela. EL VIENTO Y LA CENIZA, escrita y dirigida por Patricia Ariza y la TRIFULCA, de Santiago García, entre muchos otros.

También se hacen algunas experiencias en Danza - Teatro como la HISTORIA DEL SOLDADO de Stravinski – Ramus en coproducción con la Orquesta Filarmónica de Bogotá.

Las obras nacionales del repertorio, la búsqueda de nuevos leguajes expresivos y la producción de imágenes de nuestro entorno, reconocibles por el público han transcendido hacia adentro y hacia fuera. Numerosos festivales del mundo se interesan por LA CANDELARIA y decenas de investigadores visitan al país y al grupo para estudiar los procesos de montaje, las metodologías de trabajo y las obras.

Paralelamente, tanto en el grupo como en el movimiento Teatral se desarrollan manera sistemática investigaciones sobre la práctica teatral a través de talleres, seminarios y encuentros.

LA CANDELARIA, mantiene el repertorio, la experimentación y el debate como hechos constitutivos de la creación artística



TEATRO CRISTOBAL COLON

Horario de Atención
Depende de las funciones.


Imagen

El teatro nacional de Colombia, construido en un área de 2.400 metros cuadrados. Su estilo es neoclásico y su fachada es de orden dórico toscano, en piedra tallada, con tres partes separadas entre sí por dos cornisas también en piedra. Fue construido por el arquitecto italiano Pietro Cantini, quien por entonces trabajaba en la construcción del Capitolio Nacional y el 5 de octubre de 1885 fue colocada la primera piedra en el mismo lugar donde antiguamente funcionaron el Coliseo Ramírez y el Teatro Maldonado.1 La ornamentación y la decoración de la construcción estuvieron a cargo del arquitecto suizo Luigi Ramelli. Fue bautizado en honor de Cristóbal Colón, e inaugurado el 12 de octubre de 1892 para conmemorar el cuarto centenario del descubrimiento de América. Tiene un aforo de unos 900 espectadores. El Teatro Colón fue declarado Monumento Nacional por el decreto 1584 del 11 de agosto de 19752 y quedó como la séptima maravilla de Colombia en una votación realizada por el diario El Tiempo entre sus lectores a nivel nacional en 2007 para elegir las 7 Maravillas de Colombia.3 Actualmente, el director de Teatro es Manuel José Álvarez Gaviria.

Imagen


Sala Principal

La sala principal del Teatro de Cristóbal Colón fue inaugurada el 12 de octubre de 1892. Por ella han desfilado grandes artistas y se han llevado a cabo presentaciones nacionales e internacionales de gran nivel artístico.

Capacidad: 908 sillas, distribuidas así:

Luneta: 326 sillas
Palcos de primer nivel: 120 sillas
Palcos de segundo nivel: 120 sillas
Palcos de tercer nivel: 120 sillas
Balcón Numerado: 50 sillas
Balcón General: 150 sillas

Imagen

Sala Foyer
La sala Foyer está ubicada en el segundo nivel del Teatro de Cristóbal Colón. En esta sala, se destaca la ornamentación arquitectónica de las pilastras, puertas y ventanas y las pinturas al fresco del plafond. En ella se llevan a cabo conciertos de música con pequeñas orquestas, grupos de cámara y recitales.

Capacidad: Entre 150 y 200 personas.


Sala Victor Mayarino

Este espacio escénico tiene una especial significación para el surgimiento del teatro moderno en Colombia. En sus tablas Bernardo Romero Lozano impulsó la creación de la Escuela Nacional de Arte Dramático. Entre los profesores españoles invitados de aquella época, se encontraba don Víctor Mallarino, destacado recitador y actor quien puso su alma en la conformación de la ENAD, de donde surgieron los primeros actores formados en Colombia, muchos de los cuales han construido la historia del teatro nacional.


Centro de documentación José Celestino Mutis


El teatro cuenta con un centro de documentación abierto al público, que cuenta con 15000 textos y referencias sobre el museo y sus intervenciones a través del tiempo. Allí se encuentra la oficina de Planeación y Restauración del ministerio de cultura.

Capacidad: 120 personas


CAMARIN DEL CARMEN
Horario de atencion
Lunes a Viernes de 07:00 am a 11:30 pm.
Sabados 9:00 am a 6:30
Domingos: Estamos Durmiendo


El Camarín del Carmen es una construcción ubicada en el barrio colonial de La Candelaria en Bogotá, la capital de Colombia, la cual ha desempeñado diferentes funciones. El Camarín se utiliza actualmente como sala de teatro, siendo la sede de la Compañía estable del Camarín del Carmen, una de las más prestigiosas de Colombia.

Imagen


HISTORIA

El camarín fue construido en 1655 para cumplir fines religiosos, luego militares y educativos.1 Actualmente es una sala de teatro con capacidad para 500 personas. Está ubicado en la calle Triunfo, carrera, entre calles 6d y 9, en el barrio La Candelaria de Bogotá.

En el capítulo 28 de las Crónicas de Bogotá de Pedro M. Ibáñez se lee:

Es propiedad del colegio salesiano de león xiii, prestigioso plantel de origen catolico italiano:Vecino por el Oriente con la iglesia de San Carlos y con puerta sobre el atrio de ésta, existía un espacioso salón que sirvió algún tiempo de escuela, de local de las Sociedades de Hermanos Castrenses y de Artesanos y de capilla destinada al culto de la Virgen de Chiquinquirá. Como las iglesias de La Concepción, San Diego El Carmen único que hoy existe tenía esta capilla camarín sobre la carrera 6, frente al palacio de San Carlos. El vulgo la llamaba Compañía Chiquita.
En 1982 el Presidente de la República Belisario Betancur ordenó a la Corporación La Candelaria restaurar el Camarín del Carmen.2 El experto restaurador mexicano Rodolfo Vallín Magaña restauró el camarín y el vecino Santuario Nuestra Señora del Carmen (Bogotá). El 15 de febrero de 1989 se concluyó la restauración y entregó la administración a la recién creada Fundación del Camarín del Carmen. Ese mismo año se conformó la compañía de teatro de la Fundación del Camarín por Pawel Nowicki. En 1997, gracias al apoyo de la Fundación del Camarín, logró consolidarse como compañía estable. En 2001 debido a dificultades financieras, el predio pasa a ser propiedad de sus antiguos dueños, la Comunidad Salesiana de Colombia.

El 1° de septiembre de 2010, el Camarín del Carmen sufrió graves daños luego de que lo golpeara un camión que circulaba en contravía, perteneciente a la empresa Coordinadora Mercantil.3 La alcaldesa local de La Candelaria, Xinia Rocío Navarro, declaró a los periodistas:4

De manera ilegal, me imagino que fue la comunidad, se pusieron unos bolardos y unas cadenas en ese sector, entonces la Defensoría del Espacio Público inició un proceso ante la Alcaldía para la recuperación de ese espacio. Lo cierto es que sí entraban vehículos pero sólo los que estaban autorizados. Es un hecho sumamente grave que unos particulares estén cerrando vías.5
Tras el incidente, el balcón del camarín fue desmontado pieza por pieza y restaurado en la carpintería del Colegio Salesiano de León XIII con un costo de 150 millones de pesos. Las obras de restauración duraron un año y tres meses y se volvió a habilitar en diciembre de 2011.


FUNDACION GILBERTO ALZATE AVENDAÑO

HORARIO
Lunes a viernes: 7:00 a.m. a 6:00 p.m.
Sujeto a extenderse por obras, musica, u otras presentaciones artisticas


Es una entidad adscrita a la Secretaría de Cultura y Turismo de Bogotá, que se encuentra ubicada en el centro histórico de Bogotá en el barrio colonial de La Candelaria.

Imagen

Esta Fundación dedica sus esfuerzos a la promoción de las artes plásticas a través de exposiciones temporales, a la promoción del cine-arte a través de la presentación de ciclos de cine europeo e independiente, a la promoción de las artes escénicas y de la música independiente en Colombia.

Realiza permanente exposiciones de artes plásticas en las 4 salas de exposiciones que tiene dispuestas para ello. Cuenta con un auditorio con capacidad para 430 personas, en el que realiza más de 420 eventos artísticos al año, la gran mayoría de carácter gratuito para el público.

Imagen

Tiene además un escenario adicional denominado "El Muelle" donde presenta propuestas musicales y la tradicional "Peña de Mujeres" que tiene por objetivo resaltar el talento de la mujer cantante y de las poetas colombianas. Ha inclinado su programación musical hacia las músicas modernas. Tiene además el programa de Nite n´Rock con el que ha logrado presentar a diversas agrupaciones colombianas y extranjeras. Desde enero de 2010 realiza el Festival Centro, el cual h.a proyectado para convertirse en la primera fiesta artística del año en el centro de Bogotá.

Imagen

Imagen

La Fundación también cuenta con una biblioteca, en la cual se encuentran textos exclusivos sobre la historia política de Colombia, en donde pueden ser consultados aproximadamente 10.000 libros, publicaciones de los periódicos más importantes del país entre los años 1935 y 1988, y revistas de los siglos XIX y XX, algunas de las revistas que están en la biblioteca son: Cromos, Semana, Nueva Frontera, entre otras.

Imagen
Carisma 2
Manipulación 3
Apariencia 3

Sencibilidad a La magia
Silencio
Sentido del peligro

Mochila en donde lleva algunas cosas
estuche de saxofon que siempre lleva a su espalda

Español con acento Paisa
Ingles
Frances
Avatar de Usuario
Alejandra Corredor
 
Mensajes: 269
Registrado: Sab May 03, 2014 2:03 pm
Puntos de Sangre: 12
Fuerza de Voluntad: 8


Volver a Ambientaciones

cron